Investigan por corrupción al ex-director financiero de Siemens

OperadoresRedes

La investigación sobre el escándalo de los sobornos (420 millones ?) de
Siemens alcanza a la plana directiva al resultar sospechoso el antiguo director
financiero de la empresa.

Según publica el
Financial
Times
, las sospechas sobre Heinz-Joachim Neubürger, que en abril dejó de ser
director del consejo de administración del grupo de ingeniería más grande de
Europa, han salido a la luz justo en el momento en que el actual director de
Siemens, Klaus Kleinfeld, decía que la
investigación podía amenazar la supervivencia de la empresa.

El escándalo, desatado por el descubrimiento de contratos de
consultoría falsos firmados por la división de telecomunicaciones de Siemens,
cuyos fondos se utilizarían para realizar sobornos en países como Nigeria, ha
hecho que el grupo alemán cuestione la competencia de sus gestores, con
peticiones para que Heinrich von Pierer dimita como presidente. También ha
trastocado un acuerdo que estaba negociando con
Nokia por valor de 20.000 millones de euros.

Neubürger es sospechoso de haber tenido información sobre los
sobornos y no haber hecho nada al respecto, así como de haber intentado
influenciar a KPMG, auditora de Siemens, en
la investigación de unos pagos irregulares que podrían ser también un soborno.
Aunque no ha hecho declaraciones tras saberse que está siendo investigado, en su
última comparecencia pública Neubürger dijo que no tenía nada que reprocharse a
sí mismo, y que no había ocultado nada. Sobre el incidente de KPMG, declaró no
recordar el caso, y que si hubiese tenido noticia del mismo, habría informado
inmediatamente al departamento de conformidad.

El antiguo director financiero fue declarado sospechoso el
martes 9 de enero, tras acudir voluntariamente ante las autoridades de Munich
(Alemania) al haber sido implicado por Michael Kutschenreuter, anterior director
financiero de la división de telecomunicaciones. Thomas Ganswindt, miembro del
consejo de dirección, también ha sido arrestado, aunque no acusado.

Kleinfeld, director ejecutivo desde enero de 2005, y otros
directores de Siemens niegan haber sabido nada sobre el soborno y alegan que fue
un acto criminal perpetrado por un grupo de empleados deshonestos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor