IoT, el cambio en los procesos productivos de las empresas

EmpresasInnovación

Los principales motores de las inversiones en IoT en estos momentos van ligados a mejorar la productividad, la experiencia de cliente y la velocidad de reacción a los cambios.

El Internet de las Cosas (IoT) consigue transformar la información en acciones. La consultora IDC resalta que es precisamente este análisis lo que permitirá establecer cambios en los procesos corporativos, en la toma de decisiones de las empresas.

Ninguna empresa será capaz de ofrecer un servicio completo de principio a fin en todos los aspectos del IoT, con lo que encontrar socios y formar acuerdos con aquellas organizaciones que proporcionen servicios complementarios será uno de los principales retos a los que se enfrenten las compañías que quieran jugar un papel relevante en el futuro.

La preocupación por la seguridad y la privacidad de los datos es otra de las barreras principales para la inversión corporativa en IoT.

El mercado español representa alrededor del 9% del mercado total de Europa Occidental, con algo más de 8.100 millones de euros en 2015. De acuerdo con los datos de IDC, esta cifra se duplicará en los próximos tres años, alcanzando 16.400 millones de euros en 2018.

Una de las consecuencias más palpables y que genera mayor confusión alrededor del IoT es el cambio que implica en lo que era el panorama competitivo de las empresas de tecnología tradicionales.

Empresas que tradicionalmente no jugaban un papel relevante dentro del sector TIC y que ahora compiten con las compañías tradicionales de IT y Telecomunicaciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor