El iPad o Google Wave podrían ser el producto más decepcionante del año

Empresas

Ambos productos están nominados a los Fiasco Awards 2010, que se entregarán en marzo en Barcelona.

Muchas son las nuevas entradas que cada año las empresas de nuevas tecnologías incorporan a sus portfolios: tantos que algunos pasan sin pena ni gloria… y otros que han hecho mucho ruido en medios y anuncios se quedan en una promesa que no ha significado nada.
Los Fiasco Awards intentan cada año identificar cuál de todas estas aguas de borrajas ha sido la más impactante y someten a votación popular al fiasco del año. El iPad, que “podría seguir el mismo camino que Obama con el Premio Nobel y recibir un galardón antes de hacer nada”, y Google Wave, que los usuarios aún no han sabido identificar para qué sirve, podrían ser los ganadores, aunque no son los únicos nominados.
Xing es otra de las posibles vencedoras ya que, según los argumentos que apoyan su candidatura, “no ha sabido entender a sus usuarios”. La televisión interactiva, que ha llegado tan tarde al mercado que se ha quedado obsoleta, o la videollamada, que nadie conoce aunque está presente en un elevado número de móviles, también podrían ser el fiasco del año.
La PSP Go!, el HD-DVD o el DRM (Digital Rights Management) son otros de los candidatos que están siendo votados en una consulta popular online que concluirá el 10 de marzo. El 11 por la tarde el vencedor recibirá su premio.
Por el momento, la convocatoria está siendo un éxito. Según explican desde la propia organización, desde que se abrieron las votaciones este martes hasta primera hora de esta mañana ya han votado 1.000 personas, un ritmo que “va bien”.
Empresas y origen
El veredicto responderá por tanto al saber popular, aunque algunas empresas prefieran no conocer sus resultados. Desde la organización explican que ya han empezado a los contactos para que los nominados asistan a la entrega de premios, aunque a tenor de los sucedido la pasada edición no siempre tienen suerte.
Vista, el vencedor en 2009, no tuvo quien recogiese su premio aunque el segundo en la lista de fiascos, un sistema para organizar las calificaciones de los estudiantes catalanes, sí contó con uno de sus creadores en el acto para recoger su galardón.
Detrás de la iniciativa no se encuentra ninguna empresa ni ningún organismo, sino únicamente la “iniciativa popular”: un grupo de ingenieros de telecomunicaciones con ganas de dar un tirón de orejas a quienes en el mundo TIC hacen suyo el refrán de mucho ruido y pocas nueces.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor