iPhone 6, el smartphone que nació con buena estrella

EmpresasMovilidadSmartphonesSO MóvilesWorkspace
0 0 No hay comentarios

Según los resultados de una nueva edición del Mobility Index Report de Good Technology, este terminal de Apple es el dispositivo móvil más demandado en las empresas.

Dicen que hay quien nace con estrella y quien nace estrellado. El iPhone 6 se enmarca dentro del primer grupo de catalogados. Nació a principios de septiembre de 2014, en un evento que no estaba especialmente diseñado para él, sino que le obligó a compartir protagonismo con su hermano mayor el iPhone 6 Plus, el sistema de pagos móviles Apple Pay y un Apple Watch que acaparó muchos de los titulares del momento por ser el primer wearable que se atrevía a desarrollar la firma de Cupertino. Eran varios los focos de atención. Ocho meses después de su presentación, ese smartwatch aún no ha salido al merado mientras que el iPhone 6 continúa encabezando las ventas y empujando los números de quienes lo trajeron a la vida.

Durante el último trimestre contabilizado por Apple, el Q2 de su año fiscal 2015 que se corresponde prácticamente con los meses de enero, febrero y marzo pasados, esta compañía ha logrado ingresar 58.010 millones de dólares. Y casi todos ellos se deben a la demanda de nuevos iPhone. Apple hizo en concreto 40.282 millones de dólares al vender más de 61 millones de unidades de teléfonos, entre unos y otros modelos, durante este periodo de tiempo. No son tantos como en el trimestre de Navidad, con sus cerca de 74,5 millones de iPhone colocados, que marcaron un récord histórico para Apple, pero sí suponen bastantes más que los 43,7 millones del segundo trimestre del año precedente.

El CEO de Apple y por tanto padre de la criatura, Tim Cook, ha llegado a comentar que últimamente “estamos viendo una mayor tasa de personas que se cambian a iPhone de lo que hemos experimentado en ciclos anteriores”. Y en los resultados de algunas consultoras se constata esta tendencia. Los datos que maneja Kantar Worldpanel ComTech revelan que un 32,4% de las personas que se han hecho con un iPhone en el bloque líder representado por Alemania, España, Gran Bretaña, Francia e Italia en este arrancar del año, durante esos meses de enero y marzo de los que hablábamos, eran antiguos usuarios de Android. Detrás de este cambio de marcas se encuentran iPhone 6 y 6 Plus.

Esto no quiere decir que iOS sea el sistema operativo más popular en smartphones. De hecho, la propia Kantar Worldpanel atribuye a este software una quinta parte del mercado en ventas recientes frente al 68,4% de su mayor rival, el Android de Google. Y eso que hay países en los que el reparto de participación no es tan tajante con la propuesta de Cupertino. Es el caso de Japón, donde la contienda está realmente igualada, con un 45,1% de cuota para iOS, desde el punto de vista de las plataformas para smartphones. O el de China, donde los iPhone mueven más volumen incluso que en su propio país de origen y alcanzan además diferentes bolsillos. Cabe indicar, eso sí, que 18 de cada 100 teléfonos iPhone operativos en Estados Unidos son iPhone 6 o 6 Plus.

Tampoco viene mal señalar que el iPhone de hoy en día, el de grandes dimensiones, se está convirtiendo en todo un fenómeno en el gigante asiático. A lo largo de ese Q1 que estamos analizando, se distribuyeron 14,5 millones de iPhone en China, más unidades que ninguna otra compañía. Ni siquiera Xiaomi, Huawei o Lenovo han logrado interesar tanto a los compradores chinos. Sí de manera conjunta, pero no por separado. Tampoco la otrora todopoderosa Samsung, que ha caído a la cuarta posición del top 5. Así lo viene de constatar IDC, que busca responsabilidades una vez más en el tirón del que goza la pareja de nuevos iPhone, entre los que se encuentra el iPhone 6. Esos 14,5 millones significan alrededor del 24% de todos los iPhones colocados en esas fechas.

El favorito de las empresas

Pero si hay un ambiente que personifica ese furor por los últimos iPhone ése es el profesional. Un cuarto más, Good Technology ha publicado su Mobility Index Report, un informe que descubre cuáles son los sistemas operativos y hasta los modelos de teléfonos favoritos de las empresas. Con más de una quinta parte de todas las activaciones registradas durante el primer trimestre del 2015, el iPhone 6 se desmarca del resto de propuestas como el dispositivo favorito para usos móviles que están directamente vinculados a compañías, por encima de otras alternativas como la familia Galaxy. Y no es algo que deba pillarnos por sorpresa, ya que cuando acababa de ver la luz, en el Q3 de 2014, ya se certificaba que los usuarios corporativos mostraban especial predilección por el iPhone 6 frente al 6 Plus, acaparando 85 de cada 100 activaciones de iPhone.

Lo curioso es recordar que hubo un tiempo en el que Apple no parecía dispuesta a pasar por encima de las 3,5 pulgadas del iPhone original. Tras pasarse a las 4 pulgadas hace algo más de un par de años, cuando introdujo el iPhone 5, finalmente la firma de la manzanita se ha sometido a los dictados del mercado con modelos más voluminosos. Los phablets, esos dispositivos que se mueven en la frontera entre el smartphone y el tablet PC, incluso a la hora de ser bautizados, se han ganado a un parte notable del público y los fabricantes están respondiendo a la demanda. Mientras el iPhone 6 Plus sube hasta las 5,5 pulgadas, el iPhone 6 luce un panel de 4,7 pulgadas. Otras de sus características son un grosor que ronda los 0,7 milímetros, la combinación de chip A8 de 64-bit con coprocesador M8 y una autonomía por lo general prolongada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor