ISO rechaza el formato Office Open XML de Microsoft

Empresas

La propuesta de la multinacional sólo contó con un 53% de los votos a su
favor, cuando es necesario un 66%. La compañía no se rinde y volverá a
intentarlo en febrero.

Microsoft no ha
conseguido convencer al Organismo Internacional de Estandarización (ISO), que ha
rechazado el formato Office Open XML para estándar internacional tras uno de los
procesos más polémicos que se han vivido (ha durado cinco meses), y eso que sólo
ha sido la primera fase y la vuelta será en febrero.

Las razones por las que no se ha aprobado han sido varias: ya existe un
formato probado, el Open Document Format (ODF) y el hecho de que el formato de
Microsoft haya sido desarrollado únicamente por ellos no ha inclinado tampoco la
balanza a favor del gigante de las aplicaciones ofimáticas. Además, parece ser
que se trata de un formato muy complejo y con errores según aseguran los
técnicos de IBM.

A todo esto hubo que añadirle denuncias por la presión que la compañía
ejercía a los países para que votasen a favor, por lo que no es de extrañar que
la entidad no haya conseguido los dos tercios de votos positivos de los 41
países miembros del comité ISO/IEC JTC 1, requisito indispensable para que un
estándar se convierta en internacional.

“Un total de 15 países miembros principales de ISO han votado en contra de la
especificación, mientras que 17 lo han hecho a favor (la mayoría nuevas
incorporaciones) y cerca de una decena se han abstenido. En total la propuesta
de Microsoft ha obtenido un 53 por ciento de los votos, cuando necesitaba más de
un 66 por ciento para obtener el consenso requerido por ISO. En el recuento de
miembros Observadores más Principales, Microsoft tampoco ha reunido el consenso
necesario que estaba establecido en un 75 por ciento de los votos eliminando las
abstenciones”, informa la página web
OpenXML.info, que ha canalizado las
iniciativas contrarias a la estandarización del OOXML.

Microsoft no está dispuesta a renunciar a la estandarización de OOXML, pues
puede ser clave para su negocio, especialmente para su presencia en las
administraciones públicas, que cada vez más quieren asegurarse que sus archivos
y documentos tengan un formato abierto, que no dependa de una única
organización.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor