Japón fabrica el nuevo Concorde

Seguridad

El único avió que permitió vuelos comerciales supercónicos, el Concorde, fue fruto de la ingeniería francobritánica pero hace ya más de una década que British Airways y Air France lo retiraron de servicio. Ahora desde el país del Sol Naciente se busca volver a transportar pasajeros a velocidades superiores a la del sonido. El próximo mes de agosto se realizará el primer vuelo de prueba de un prototipo.

La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial ha encargado a Fuji Heavy Industries la fabricación de este prototipo de avión comercial supersónico que, por el momento, es algo así como una versión a escala del modelo final. Se trata de una aeronave no tripulada, manejada por control remoto de una tonelada de peso y ocho metros de longitud. El vuelo de prueba tendrá lugar este verano en Suecia a fin de comprobar si se está en la dirección adecuada para que volvamos a tener un avión capaz de llevar 50 pasajeros de Londres a Nueva York en 4 horas.

La capacidad de pasaje se reduce a la mitad con respecto al centenar de afortunados que podían viajar a bordo del Concorde, pero entre otras cuestiones ahora se pretende rebajar notablemente, hasta en tres cuartas partes, el elevado nivel de ruido que producía dicho avión, una aeronave cuyos 30 años de historia se truncaron por el accidente que sufrió uno de estos aparatos al despegar desde Francia el 25 de julio del año 2000 en el que fallecieron todos los pasajeros y la tripulación, a lo que se sumaría posteriormente el descenso de viajeros consecuencia del pánico posterior a los atentados del 11-S en 2001.

vINQulo

The Japan News

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor