Jobs rechaza terceras aplicaciones para su iPhone

Movilidad

Steve Jobs ha dejado claro que no habrá aplicaciones de terceros en el iPhone de Apple, que correrá sobre OSX.

En una entrevista publicada por el New York Times, Jobs ha dicho que el iPhone no es un ordenador y que además del colaborador de Apple, AT&T, no quiere que su red sea comprada por aplicaciones de terceros.

¿Lo podéis creer? La red quiere seguramente prohibir las aplicaciones de terceros porque si no los usuarios de iPhone se conectarían a Skype y no utilizarían su maravilloso servicio.

Mientras tanto, Jobs admite que quiere controlar hasta las veces que se tosa con un iPhone en la mano. Lo que incluye cosas como los tonos.

Muchas empresas se esfuerzan en parecer que dan libertad a sus usuarios. Jobs no. Él ha dicho al Times, de forma categórica, que definirá todo lo que está en el teléfono y no tendrá que escuchar a los molestos clientes. Ha dicho a los usuarios que Apple no quiere que el teléfono sea como un PC y que la última cosa que quiere es tener que cargar software en el teléfono y que no funcione.

Por si esto fuera poco, dice que esta falta de control del usuario es heredada del concepto iPod. Es probablemente la primera vez que Jobs admite que obliga a sus usuarios a hacer lo que él les pide. Afortunadamente para él, lo hacen.

Su argumento de que iPhone es un dispositivo que necesita funcionar y que no puede hacerlo si lo cargas de software es de los de lo tomas o lo dejas. Bueno, al menos no funciona con el software que no es de Apple.

Puedes leer la entrevista aquí.

Traducción de un artículo de Nick Farrell del 12 de enero de 2007-01-13

vINQulos
Noticia original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor