Jolla atraviesa una importante crisis financiera

EmpresasMovilidadSmartphonesSO MóvilesStart-UpTabletas

La empresa finlandesa formada por exempleados de Nokia atraviesa momentos financieros delicados y ha despedido a la mitad de su plantilla.

Tras la compra de Nokia por parte de Microsoft algunos empleados de la compañía finlandesa decidieron iniciar el proyecto Jolla y lanzar un smartphone gobernado por Sailfish, un sistema operativo derivado de MeeGo que está basado en Linux pero acepta aplicaciones Android.

Ni Jolla ni la plataforma Jailfish han conseguido tener relevancia en el mercado y la empresa se habría visto obligada a prescindir de la mitad de sus empleados para afrontar su delicada situación financiera, según desvelan en la prensa finlandesa.

En lo que respecta a la tableta de Jolla, la marca se ha visto envuelta en retrasos en sus plazos de producción que han justificado aduciendo que todavía son “una start-up”, apuntan en Mobile World Live.

Por otra parte, se desconoce como afectarán los despidos al anuncio realizado hace unos meses por la compañía, que reveló que tenía previsto dividir sus divisiones de hardware y software.

Asimismo, en el pasado también ha sufrido el adiós de importantes directivos de la compañía, como el cofundador Marc Dillion y su CEO Tomi Pienimaki.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor