Jonathan Ive será “el nuevo Steve Jobs”

EmpresasMovilidadSO Móviles

El responsable del diseño de muchos productos de Apple asume ahora un cargo clave de Cupertino: integración de hardware y software.

Tim Cook ha dado un golpe sobre la mesa y ha cambiado de raíz la estructura directiva de Apple. Los cambios que ha dirigido el consejero delegado de Apple dan interesantes pistas: una por encima de todas.

Jonathan Ive es el hombre preferido de Cook. Asumirá un rol indispensable  en Cupertino, tan imprescindible que antes la dirigía el propio Jobs.

Ive, hasta ahora máximo responsable del diseño de los productos de Apple, esto es, de su hardware, asumirá nuevas funciones relativas al “liderazgo de la interfaz humana”. Era esta, precisamente, la labor preferida y casi obsesiva de Jobs, la de la integración entre software y hardware.

Las responsabilidades que asume Ive, relativas al diseño del software, eran hasta ahora de Scott Forstall, responsable de iOS, que desaparece del mapa directivo de Apple. Las malas lenguas dicen que la negativa a disculparse por el fiasco de Mapas es la razón real tras su marcha.

Es el cambio más significativo, aunque no el único que ha anunciado la compañía. Craig Federigui será el responsable de controlar el negocio de los sistemas operativos móviles y de equipos portátiles y de sobremesa.

Forstall no es el único que abandonará su despacho de Cupertino. También lo hará John Browett, responsable de venta al pormenor. Aún no tiene sustituto.

Eddy Cue (software y servicios), otra de las caras más visibles de Apple –sobre todo porque es el encargado de presentar gran parte de la tecnología de la compañía en sus eventos del Yerbabuena Center- supervisará todo lo relativo a “servicios” desde Siri y Mapas –ardua labor ésta última-, hasta iTunes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor