¿Juegos y negocio? La Gamificación viene para quedarse

Empresas

El mercado de la gamificación moverá 2.800 millones de dólares en 2016. Actualmente genera 100 millones de dólares.

Madrid acoge estos días un importante encuentro que ahonda en una rompedora tendencia que ya se está consolidando Estados Unidos y que pisa con fuerza en sus primeras experiencias foráneas.

El Gamification World Congress reúne durante los días 20 y 21 de junio en los céntricos cines Callao de la ciudad a expertos y representantes de la diferentes áreas industriales para hablar de marketing, recursos humanos, educación, desarrollo personal e innovación, mucha innovación.

Los responsables del evento lo definen como “la mejor oportunidad para aprender sobre las últimas herramientas, soluciones y mejores prácticas en torno a la gamificación”. Los expertos le asocian 10 emociones positivas en su aplicación en la empresa.

¿Son de verdad compatibles juegos y negocio? “Al 100%, totalmente”, responde contundente Jose Ángel Cano, de Wonnova. No se trata de utilizar videojuegos personalizados en un entorno de trabajo, explica a través de correo electrónico Cano. Se trata de aplicar las mecánicas de juego en entornos que no son un juego. La clave, defiende, es la de “cambiar ciertos comportamientos”.

Wonnova es una empresa española que ofrece asesoramiento sobre cómo aplicar las mecánicas lúdicas en los negocios. Es una inversión sobre seguro. En EEUU lo llevan haciendo varios años y los datos son arrolladores: un aumento del 41% en la actividad de la web, duplicación del tiempo medio de visita y un incremento del 22% en la fidelidad hacia la marca.

No hay una fórmula mágica que asegure una integración exitosa en un negocio. “Sería demasiado sencillo”. Hay un alto componente analítico en todo el proceso; hay que mirar de cerca al cliente e indagar en sus motivaciones para traducirlas después en mecánicas.

La tendencia llega de los Estados Unidos y aún está en su fase inicial en España. Empiezan a surgir los primeros casos de éxito, cuenta Cano, aunque de forma muy puntual. Su experiencia le permite aseverar que grandes compañías multinacionales y startups ya buscan la forma de diferenciarse aplicando la gamificación a sus negocios. “Todavía hay un gran potencial en empresas medianas”, advierte.

Se estima que el volumen de capital que mueve esta nueva técnica de engagement es de 100 millones de dólares. En 2016 la cifra se disparará hasta los 2.800 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor