Kaspersky Lab presenta KasperskyOS, un sistema operativo para sistemas embebidos

Seguridad

Este sistema operativo protege infraestructura crítica en pleno auge de los ataques contra IoT y está disponible para desarrolladores de software, integradores de sistemas, OEMs y ODMs.

Le ha costado quince años sacarlo adelante, pero la compañía de seguridad Kaspersky Lab ha hecho oficial el lanzamiento de KasperskyOS.

KasperskyOS es un sistema operativo enfocado a infraestructura crítica y las industrias de automoción y telecomunicaciones que está disponible para desarrolladores de software, integradores de sistemas, OEMs y ODMs. Está pensado para sistemas embebidos y el creciente mercado de internet de las cosas, cada vez más atenazados por la amenaza de la ciberdelincuencia.

Se basa en un microkernel nuevo para introducir seguridad por diseño, con principios de desarrollo como Separation Kernel, Reference Monitor, Multiple Independent Levels of Security y la arquitectura Flux Advanced Security Kernel. Su funcionamiento se basa en habilitar únicamente la ejecución de operaciones documentadas.

“No hay tal cosa como la seguridad al 100 %, pero KasperskyOS garantiza a nuestros clientes el primer 99 %”, indica Andrey Nikishin, jefe de Future Technologies Business Development.

“Técnicamente hablando, en un entorno realmente complejo, los intentos de inyectar un determinado código en nuestro sistema no pueden tener éxito. Nuestra ventaja es que, como cualquier operación malintencionada está indocumentada por la política de seguridad, siendo parte integral de cualquier aplicación, la carga útil nunca se ejecutará”, explica Nikishin. “KasperskyOS es por tanto inmune a la típica agenda cibernética de hoy en día”.

El presidente y CEO de Kaspersky Lab, Eugene Kaspersky, también ha querido referirse al lanzamiento de KasperskyOS. Y ha querido rememorar cómo ha sido su creación. “Nuestro sistema operativo comenzó hace mucho tiempo en los días en que los virus eran el problema de ciberseguridad más grave, mucho antes de que surgieran complejos ataques a los sistemas industriales y hubiese una dependencia total de los sistemas informáticos en todos los aspectos de nuestras vidas”, apunta el directivo.

“En aquel entonces, el concepto de ‘seguridad sin límites’ no estaba ciertamente en la agenda de la creciente gente de TI”, sigue Kaspersky, que a renglón seguido añade que “entendimos desde el principio que diseñar nuestro propio sistema operativo sería una tarea enorme, un proyecto que requeriría grandes recursos durante muchos años antes de que pudiera ser comercializado”.

“Hoy vemos una clara demanda de seguridad reforzada en las infraestructuras críticas, las telecomunicaciones y la industria financiera, así como en los dispositivos de IoT de consumo e industriales”, apunta. “Al principio era una inversión arriesgada que ningún otro proveedor de seguridad tuvo el valor de llevar a cabo. Pero hoy, gracias a nuestros esfuerzos, tenemos un producto que proporciona el máximo nivel posible de inmunidad frente a ataques cibernéticos, un producto basado en principios que pueden ser verificados de forma independiente”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor