Megaupload, LeaseWeb y “la mayor masacre de datos en la historia de Internet”

Cloud

Tras la decisión de LeaseWeb de vaciar el contenido de 630 servidores con archivos de antiguos usuarios de Megaupload, Kim Dotcom ha mostrado su indignación vía Twitter.

El empresario Kim Dotcom, que tras el cierre de Megaupload ha vuelto a la aventura online con Mega, se ha enzarzado en una pelea pública vía Twitter con la empresa de hosting LeaseWeb (aunque prácticamente todos los golpes han sido propinados por Dotcom) tras enterarse de que parte de los datos de su antiguo servicio de alojamiento de archivos han sido eliminados.

kimdotcom“Muy malas noticias”, comenzaba anunciando. “LeaseWeb ha borrado todos los sevidores de Megaupload. Todos los datos de usuario y una evidencia crucial para nuestra defensa han sido destruidos ‘sin previo aviso’. [Esto es,] millones de archivos personales, petabytes de fotos, copias de seguridad personales y corporativos destruidos para siempre”.

Esto supone, en su opinión, “la mayor masacre de datos en la historia de Internet causada ​​por el gobierno de Estados Unidos, el Departamento de Justicia y [la propia] Leaseweb”, a la que ha rebautizado sarcásticamente como “Deleteweb”. Y es que mientras otros socios como Carpathia y Cogent “siguen apoyándonos” almacenando los datos de Megaupload en warehouses para evitar su pérdida, “LeaseWeb nos ha apuñalado a nosotros y a nuestros usuarios por la espalda”, asesta.

Kim Dotcom también ha querido recalcar en varios tuits que la firma holandesa “no advirtió ni a nuestro equipo legal ni a nadie” del borrado de los servidores. “Nos acaban de informar hoy de que fueron eliminados el 1 de febrero de 2013”, ha asegurado. “Nuestros abogados le han pedido en repetidas ocasiones que no eliminase los servidores de Megaupload mientras hay procesos judiciales pendientes” pero “LeaseWeb simplemente ha ignorado los derechos de millones de usuarios”.

La versión de LeaseWeb

¿Y qué tiene que decir a todo esto LeaseWeb? La compañía ha emitido un comunicado en el que explica que, cuando se produjo el cierre de Megaupload, la agencia anti-fraude FIOD confiscó 60 de sus servidores, que fueron transportados a los Estados Unidos.

Aparte existían otros 630 servidores alquilados por Megaupload con LeaseWeb. Unos servidores que “no eran propiedad de MegaUpload, sino de LeaseWeb”, dicen sus responsables. “Durante más de un año estos servidores han sido almacenados y conservados por LeaseWeb, a su propio cargo. Así que por más de un año entero hemos mantenido 630 servidores disponibles sin ningún tipo de solicitud en ese sentido [para conservar los datos] ni ningún tipo de compensación”.

“Después de un año sin que nadie haya mostrado ningún interés por los servidores y los datos, hemos consideramos nuestras opciones. Sí que informamos a MegaUpload sobre nuestra decisión de re-aprovisionar los servidores”, señalan desde LeaseWeb. Y, “al no recibir respuesta”, se procedió a la eliminación el pasado mes de febrero con el objetivo de utilizarlos para otras causas.

Aunque su otrora socio espera que “como empresario [Kim Dotcom] comprenda nuestra versión de los hechos y las decisiones tomadas”, éste sigue manteniendo su postura y defendiendo que sí se solicitó la preservación de una información ahora perdida “de forma irreversible”.

“El gobierno de Estados Unidos no sólo te espía sino que también destruye su propiedad digital”, ha lamentado. “Estoy llorando”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor