Kim Dotcom y Megaupload se enfrentan a 191 páginas de evidencias legales

CiberguerraSeguridad

Ha pasado más de un año, casi dos, desde que el cierre de Megaupload nos dejó a todos boquiabiertos por su rapidez y contundencia. A pesar de que ha llovido bastante desde entonces y que parece que Kim Dotcom se ha librado, la realidad es que todavía está pendiente de juicio en EEUU y un documento de 191 páginas lleno de pruebas contra él y el resto de equipo de Megaupload, no le augura nada nuevo.

En su momento la idea del FBI era crear ejemplo y que este tipo de páginas desapareciera, pero al final al FBI la jugada le salió mal y no sólo convirtieron a Kim Dotcom en un “martir”, sino que las páginas de streaming, tras unos meses de pánico, volvieron con más fuerza que nunca. El caso es que mucha gente defiende a Kim Dotcom y Megaupload, únicamente por razones personales y la enorme conveniencia del sistema que crearon, que supuso la edad de oro del streaming, no por creer realmente en la cultura libre ni nada de eso.

Ahora decenas de páginas más pequeñas se han repartido el lugar de Megaupload, pero ninguna de ellas llega a la total impunidad que mostró Megaupload y Kim Dotcom en su momento, que intenta como puede prevenir la extradición, intentando hacerse con el favor de Nueva Zelanda con actos como prometer crear estructuras de telecomunicaciones de alta velocidad.

Pero la realidad es que tanto Kim Dotcom como gran parte de la gente que trabajó en Megaupload actuaban no sólo con impunidad, sino también con un sistema creado a conciencia para pasarse el copyright por el forro mientras ganaban dinero a raudales, pagando a la gente para poner contenido pirata y engañando a los autores haciéndoles creer que eliminaban los archivos, cuando sólo quitaban unos enlaces y luego generaban otros.

Existe una diferencia muy grande entre compartir de forma desinteresada, y sacar beneficios del trabajo de los demás, de forma bastante ruin mientras se escuda en la cultura libre, cuando lo único que hacer es aprovecharse de ella todo lo que se pueda para rebozarte luego en dinero. No me malinterpretéis, mientras uno no gane dinero con el tema, cada uno que vea lo que hace y suba o descargue lo que estime oportuno, pero crear un sistema para, sistemáticamente, sacar provecho tanto de usuarios como de autores, está bastante claro que no es un “mesías” de la cultura libre e Internet.

Más bien todo lo contrario, un pirata que no hace sino aprovecharse de los demás. Algo que ya tenía en mente repetir con Megabox y su infame sistema para secuestrar los espacios publicitarios del resto de páginas y autores por suyos propios, mientras los usuarios usaran su sistema y engañándoles haciendo creer que en realidad lo que hace es apoyar a los artistas. Una técnica como siempre basada en aprovecharse del trabajo de los demás a toda costa.

Este documento de 191 páginas indica todos los sistemas que usaban en Megaupload, cómo pagaban a usuarios que subían contenido ilegal, cómo no eliminaban los contenidos y todas las trampas, artimañas y sistemas creados expresamente para obtener el máximo beneficio de los demás, sin importarles nada. La controversia está en si finalmente Megaupload y Kim Dotcom está protegido por el Digital Millennium Copyright Act, y si se trata de cargos penales o civiles.

Lo único que está claro es que las enormes cantidades de dinero que ganaron no podrían devolverse directamente a nadie, así que no estaría mal que todos esos fondos, y no unas migajas, se usaran para mejorar la conexión a Internet en todo el mundo y financiar investigación, en lugar de para que Kim se tome unos panchitos en un helicóptero.

vINQulos

TheVerge

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor