Kinect se estrena con buenas ventas pero con polémica por acusaciones de racismo

ComponentesWorkspace
0 0 13 comentarios

El esperado mando gestual de la Xbox 360 ha cumplido con las previsiones en su primer día de comercialización en Estados Unidos, pero como no podía faltar la polémica ya hay quien acusa al nuevo dispositivo de Microsoft de racista.

Las críticas provienen de un blog de Gran Bretaña en el que aseguran que a Kinect le cuesta reconocer a la gente de color. Al parecer según explican en este medio, el problema está en la cara de los jugadores, que no la capta bien, aunque sí funciona correctamente con el resto del cuerpo.

Lo que hay que tener en cuenta es que este mismo problema ocurre con personas que van vestidas de oscuro, de manera que se trata de un error en el balance de blancos. Deberían haberlo previsto, si, pero tildar de racismo a Microsoft por esto parece exagerado.

Por si acaso, el responsable del periférico ya ha salido al paso de las acusaciones asegurando que es “completamente falso que Kinect sea racista o que no reconozca a las personas de color”.

Mientras, Microsoft sigue a lo suyo con Kinect, que ha tenido un estreno triunfal en Estados Unidos, donde algunos entusiastas de la Xbox llegaron a hacer colas de tres días y se agotaron existencias de Amazon y Best Buy.

La compañía está convencida de que el nuevo mando, que llegará al resto del mundo el próximo 10 de noviembre, será un rotundo éxito, y esperan vender 5 millones de unidades antes de que finalice el año.

Podéis ver un vídeo de la locura que se desató en EE.UU. con la llegada de Kinect aquí.

vINQulos
Silicon News, El País

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor