Kinect y tu matrimonio pueden destruir tu tele

ComponentesWorkspace

Si ya los Wiimotes y sus débiles correas le han costado a multitud de personas sus teles de última generación, Kinect no iba a ser una excepción, aunque realmente ha sido de forma indirecta y en colaboración con el signo de unión del ya en declive matrimonio. No hablamos del papel firmado, sino del anillo de casado, objeto propenso a perderse y a salir volando en cualquier ocasión que ha sido durante los 80 y 90 la excusa de cientos de capítulos de series televisivas.

Un lector de Gizmodo USA llamado Brian ha sido el que envió esta foto a nuestros compañeros que tomó justo después de que su anillo le hiciese ese “rasguño” a su televisor cuando salió disparado mientras jugaba por primera vez con Kinect.

Está claro que hacer el mono delante de la tele puede acabar mal, bien por accidentes en tu propia persona como en tus propiedades, pero no dejemos que este hecho se repita, acuérdate de quitarte anillos, pulseras y demás ornamentos mientras juegues o mejor aún no te cases, ni te hagas cani ni fan de Mr.T.— Dani Burón

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor