La ambición de ZTE alcanza a Apple, Samsung

Empresas

La firma quiere posicionarse como tercer fabricante a nivel mundial en tres años.

Cuando apenas se supera el ecuador del año del dragón, al que la cultura china otorga las virtudes de la fuerza, la armonía y la buena suerte, ZTE parece haberse empapado de este espíritu.

El fabricante de teléfonos móviles está decidido a convertirse en un importante actor en el mercado móvil. Cerró 2011 con unas ventas de 15 millones de unidades y acaba de anunciar que espera doblar esta cifra en 2012 y alcanzar los 35 millones de unidades vendidas.

Y la ambición del gigante chino no para ahí. Pretende escalar una posición y convertirse en un período de tres años en el tercer fabricante mundial de teléfonos móviles. Los principales frentes: la expansión de su presencia más allá de las fronteras asiáticas y la firme apuesta por dispositivos de gama alta.

No lo tendrá fácil. A modo de contexto, y como recuerda TechCrunch, Apple consiguió vender 17,7 millones de iPhones en dos meses y Samsung acaba de anunciar su intención de superar los 10 millones de Galaxy S III vendidos en julio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor