La Asamblea francesa rechaza la Ley de “los tres avisos”

Cloud

Contra todo pronóstico, el parlamentó francés ha rechazado el proyecto de ley que permitiría la suspensión del servicio de Internet a los internautas reincidentes en la descarga de archivos protegidos por copyright. Mal día para Sarkozy, aunque la victoria es puntual, porque la ley volverá a presentarse, y desgraciadamente será aprobada.

Dicen en elmundo que un exceso de confianza del partido conservador de Sarkozy, le ha llevado a perder la votación, la primera vez en 26 años que una ley aprobada en comisión paritaria ha sido rechazada por el Parlamento.

El pasotismo de la derecha francesa que no asistió a la votación, dos diputados del mismo partido que cambiaron su voto porque no estaban de acuerdo con el endurecimiento de la norma tras su paso por el Senado, y la habilidad de la oposición de izquierdas para acudir únicamente a la votación desconcertando a sus adversarios que les acusan de “maniobras de pasillo”, ha provocado el rechazo a la Ley.

Jeremy Zimmerman, líder del movimiento ‘Quadrature du Net’ que acoge la opinión de una buena parte de los internautas franceses contrarios a la ley, lo consideró “una formidable victoria de los ciudadanos”. “Este voto prueba que aún es posible hacerse oír. Es un fantástico ejemplo del uso de Internet para contrarrestar a quienes tratan de controlarla. Las libertades individuales no han sido sacrificadas para tratar de preservar los intereses corporativistas de unas pocas industrias obsoletas”.

Grandilocuentes palabras que lamentablemente servirán bien poco a largo plazo, aunque desde el partido socialista francés se pide que el gobierno “tome nota de este voto” y “renuncie definitivamente al proyecto de ley”.

No es el caso. El secretario de Estado para las Relaciones con el Parlamento, Roger Karoutchi ha adelantado que “a la vuelta de vacaciones” volverán a presentar el proyecto”, que tendrá que pasar de nuevo por las dos cámaras legislativas y en la que se da por seguro que Sarkozy y su partido, no volverán a hacer el ridículo, como hoy.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor