La asociación Google/Nestlé o la campaña de marketing más brillante de la historia

Empresas

La próxima versión de Android podría llamarse Lion, como la chocolatina Nestlé. Es la segunda vez que las dos compañías sellarían una alianza. Explicamos las posibles razones.

En septiembre de 2013 Google anunció que su próxima versión de Android iba a llamarse KitKat. Fue la primera vez que un sistema operativo del alcance de Android tomaba un nombre “comercial”.

Se comenta que la razón de la repentina amistad que les une tiene que ver con que las chocolatinas son las preferidas de Hiroshi Lockheimer, máximo responsable de Android en Google. Lo que sí sabemos con certeza es que fue él quien dio el primer paso de la asociación.

Según informaciones que publicó la BBC entonces, la idea nació de Lockheimer en Mountain View a finales de 2012 y se formalizó en la edición de 2013 del Mobile World Congress. ¿Quién iba a negarse a una campaña de publicidad de semejante magnitud? Android 4.4 Kit Kat está en el 25% de los más de 900 millones de dispositivos gobernados por Android. 

Además, la marca suiza no pagó el patrocinio, como cabría esperar. Tampoco Google extendió ningún cheque a Nestlé.

Aunque sin dinero de por medio, la asociación tuvo un elemento promocional significativo. Más de 50 millones de chocolatinas distribuidas en 19 países incluyeron un Android en sus envoltorios que les ofrecía la posibilidad de ganar un Nexus 7 y tarjetas regalo en Google Play.

Nestlé produjo además 500 KitKats con forma de Android que unos pocos afortunados recibieron.

Más de un año después de aquella alianza, las dos compañías podrían estar preparando otra campaña conjunta. Una filtración acaba de desvelar que Android 5.0 podría ser Lion, otro producto del gigante suizo.

Los intereses tras la asociación

A primera vista parece que este matrimonio favorece enormemente a Nestlé, por la omnipresencia planetaria de Android que está bajo el paraguas de una de las más poderosas empresas del mundo.

Pero en el mundo de los negocios nada es gratuito y la verdadera razón de la alianza es para Google de carácter geoestratégico. Nestlé es muy fuerte en Asia; su negocio en la región se está afianzando en los últimos ejercicios. No en vano fue el que más creció el año pasado; 5,6 puntos porcentuales. Su negocio de agua embotellada en China es especialmente fructífero.

Por otro lado, el mercado móvil asiático espera aún la explosión que otros mercados ya han vivido. Se espera que mercados como India, donde un gran porcentaje de la población tiene móviles básicos, generen grandes oportunidades de negocio a fabricantes de todo el mundo. Por no mencionar a la siempre atractiva China, gran consumista de dispositivos inteligentes y que además, prepara un sistema operativo propio para competir con Windows, Android y iOS.

Google no está dipuesta a dejar pasar la oportunidad de El Dorado asiático y este tipo de campañas de marketing contribuyen sutilmente a su omnipresencia.

En el último año el brazo de confitería del gigante suizo (donde podría incluirse la comercialización de la chocolatina) ha aumentado sus ventas un 5% con respecto a 2012. La unidad tuvo en 2013 un peso de más de 11.000 millones de dólares en el grupo que generó 98.000 millones de dólares a nivel global. El gigante alimenticio obtiene la mayoría de ingresos de su unidad de negocio de bebidas donde se incluyen productos como Nespresso, Nestea o agua embotellada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor