La autentificación falsa de Wendi Deng, un nuevo – y terrible – dolor de cabeza para Twitter

Empresas

Detrás de la falsa esposa de Rupert Murdoch se encuentra un británico que vive en Londres y que sólo quería divertirse.

Todo empezó como una broma, continuó como un elemento gracioso para un día sin muchas noticias y ahora se podría convertir en algo más serio para la compañía protagonista: Twitter verificó durante un día una cuenta que era, en realidad, una parodia. Y no era una parodia cualquiera, sino la de Wendi Deng, la esposa del muy influyente patriarca de los media, Rupert Murdoch.

Tras hacer desaparecer el símbolo que garantiza la veracidad de la cuenta, Twitter se disculpó en su cuenta en la red social. “Confirmamos que la cuenta @wendi_deng fue autentificada por error durante un corto período de tiempo y pedimos disculpas por la confusión causada”, twitteó.

Detrás de esta Wendi Deng está un hombre británico, que vive en Londres y que únicamente arrancó este perfil para divertirse, según ha podido saber The Guardian. “Cuando Twitter autentificó la cuenta, me quedé completamente shockeado. Un poco inquieto también, si soy honesto, preguntándome qué había pasado y cómo había llegado tan lejos”.

Twitter no ha querido explicar a los medios cómo verifica las cuentas, aunque el responsable de la cuenta falsa de Wendi Deng señala que nunca recibió ningún mail de Twitter ni ningún tipo de comunicación. Ellos lo habrían hecho todo, según su versión. Teniendo en cuenta que la certificación de cuenta ya no está operativa, añade, Murdoch y su – falsa – mujer habrían sido la excepción.

News Corp ya ha anunciado que no denunciará a Twitter por los daños causados, según recoge Hollywood Reporter, que recuerda que ellos mismos están en un pleito por un affaire similar protagonizado por un falso Johnny Deep en MySpace.

Lo que queda por saber es el daño que este ‘percance’ hará a la imagen de Twitter. ¿Es segura una red que autentifica a gente que en realidad es falsa?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor