La banda ancha española es la más cara de la OCDE

Empresas

Sin contar la cuota de línea, la banda ancha española sigue siendo la séptima más cara.

Por si quedaba alguna duda, el último estudio sobre “Perspectivas de Comunicación” elaborado por la OCDE ha confirmado lo que hace tiempo que las organizaciones de consumidores vienen denunciando: el precio de la banda ancha en España es el más alto de los países de la OCDE si se incluye el coste de línea.

Sin contar esta tarifa, la banda ancha española sigue siendo la séptima más cara. Así, la horquilla de precios de conexión de banda ancha en España va desde los 19,91 euros sin cuota de línea hasta los 31,3 euros con ella, encabezando junto a Chile, Corea del Sur y Nueva Zelanda el ranking de países en los que sale más caro conectarse a internet.

Los precios rebasan hasta en 22 euros la tarifa que se cobra por estos servicios en países como Estonia.En este sentido, las tarifas más económicas corresponden a Estonia y Turquía, con un coste de 10,07 euros, Eslovenia (10,2 euros) y Japón (10,43 euros).

Por otro lado, el estudio muestra cómo la economía de escala se aplica también a las conexiones de banda ancha: los países que ofrecen mayores velocidades presentan tarifas considerablemente más bajas en el mega por segundo (mbps), que cuesta 0,08 euros en Suecia. En España, incluyendo la cuota de línea, el precio se dispara hasta los 1,16 euros, sólo superado por México, Chile, Israel, Estados Unidos y Nueva Zelanda.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor