La búsqueda del cable USB definitivo para transferir datos y cargar dispositivos

InnovaciónRedes

La Comisión Electrotécnica Internacional ha decidido adoptar tres especificaciones USB-IF recientes: USB Power Delivery, USB 3.1 y USB Type-C.

Con el objetivo de proporcionar al mercado el cable USB definitivo, un cable capaz de transferir volúmenes de datos, de manejar audio y vídeo y de cargar dispositivos sin necesidad de recurrir a otras soluciones, la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC por sus siglas en inglés) ha decidido darle el visto bueno a las especificaciones USB-IF más recientes.

Esas especificaciones no son otras que USB Power Delivery, USB 3.1 y, cómo no, USB Type-C. La primera de ellas se orienta a fuentes de alimentación interoperables, lo que contribuiría a la lucha contra los desechos electrónicos gracias a la reutilización de fuentes de alimentación. USB 3.1 alcanza 10 Gbps de velocidad, facilitando a partir de ahí el trabajo con audio y vídeo. Y, en el caso de USB Type-C, la IEC adopta su conector y su cable que favorecen diseños de productos más ligeros.

Entre estas tres normas, se permitiría la entrega de esa solución de cable único para audio, vídeo, datos y alimentación.

“USB es sin duda la tecnología más prolífica del mundo teniendo en cuenta la adopción generalizada de dispositivos y el reconocimiento global de los consumidores. USB Type-C, combinado con USB Power Delivery para una carga más rápida y un rendimiento USB, es el cable definitivo que la gente necesitará”, asegura Jeff Ravencraft, presidente y COO de USB-IF, que se ha mostrado contento “de que la asociación con IEC haya dado lugar a la aprobación de estas especificaciones clave”.

Por su parte, Frans Vreeswijk, secretario general y CEO de IEC, ha recordado que el organismo que dirige “se dedica a promover especificaciones que reducen los desechos electrónicos y aumentan la interoperabilidad de los dispositivos”. Y ésa es una meta que se ha tenido en cuenta, junto al propósito de proteger a los usuarios evitando accesorios sustitutos pobremente diseñados y favoreciendo innovaciones futuras.

“La larga relación entre IEC y USB-IF es una prueba de nuestro objetivo de alinearnos con organizaciones globales influyentes que benefician a los consumidores y conducen hacia un ecosistema próspero”, termina Vreeswijk.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor