La carga inalámbrica de vehículos apunta a 2017

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

Aunque en un par de años llegarán los primeros sistemas de carga inalámbrica para coches eléctricos, todavía habrá que esperar alrededor de una década adicional para que su uso se generalice, según Strategy Analytics.

Los coches eléctricos ya son una realidad en las carreteras de algunas partes el mundo. Pero desde la situación que vivimos en la actualidad hasta que se produzca una popularización notable de este tipo de vehículos todavía queda un buen trecho.

Y existen ciertos motivos. Por ejemplo, el tipo de cargadores que se utilizan para poner a los vehículos en marcha, que deberían desprenderse de cables con el objetivo de mejorar la experiencia final de los usuarios.

Así lo indican desde la consultora Strategy Analytics, que apunta a 2017 como año en el que comenzará a introducirse en el mercado una alternativa más cómoda. Esto es, los cargadores inalámbricos.

Ese mismo año debería concluirse también el desarrollo de las normas J-2954 de la Society of Automotive Engineers, lo que supondrá otro paso adelante.

No en vano, “la velocidad en la finalización de los estándares” se considera “fundamental para que los sistemas de carga inalámbrica sean interoperables, en los casos en que el consumidor compra una marca diferente de vehículo eléctrico o cuando carga en infraestructuras públicas”, tal y como indica Kevin Mak, analista sénior sobre Automotive Electronics Service en Strategy Analytics. .

Eso sí, la ascensión de los coches eléctricos no será tan inmediata. Habrá que esperar más que un par de años para que los cambios se comiencen a notar de manera generalizada.

“Mientras que el gancho comercial de los sistemas de carga inalámbrica es sin duda beneficioso para la promoción de los vehículos eléctricos e híbridos que se enchufan, se ofrecerán primero como una compra opcional costosa y limitada a marcas de automóviles de lujo, principalmente, cuando lleguen en 2017″, advierte Mak.

“Una vez que los obstáculos del precio y la normalización se superen tras los primeros cinco años de implementación”, calcula este experto, “las perspectivas a largo plazo podrían darse cuenta a continuación de un potencial de mercado masivo”.

La predicción es que la carga inalámbrica sea capaz de “desplazar a sistemas de carga conductiva” allá por el año “2028”, según Strategy Analytics.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor