La CMT multa y condena sin Internet a cinco pequeñas poblaciones

Cloud

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones ha multado a cinco pequeños pueblos de Girona “por incumplir la ley”. Su delito: montar redes WiFi propias para dotar a sus ciudadanos de acceso a la Red en una comarca que no existe para las operadoras. ¿Este es el acceso universal a Internet en el medio rural que pregona el gobierno? Indignante.

Correos anónimos chivaron a la CMT en 2006 que diversas localidades gerundenses “delinquían” al ofrecer a sus vecinos acceso inalámbrico con un coste de entre seis y nueve euros.

El cuerpo del delito eran una o dos líneas ADSL por población gestionadas por la empresa Gesmedia para atender una demanda que en algunos casos no llega a 200 ciudadanos. Las localidades asociadas tenían problemas de cobertura y por supuesto, las operadoras dedicadas a las grandes cifras, pasaban totalmente de ofrecer sus servicios a los “tercer mundistas vecinos”.

Como consecuencia del expediente la CMT dice que las corporaciones han incumplido el artículo 6.2 de la Ley General de Telecomunicaciones, que exige a los interesados en la explotación de la red o en la prestación de un servicio de comunicaciones electrónicas a comunicarlo previamente a la CMT. La Comisión dice que son responsables de una falta “muy grave” y los condena al pago de unos cuantos miles de euros.

Los alcaldes y vecinos están indignados. “Nos vemos en esta situación por querer prestar un servicio público, por haber sustituido a alguien, administración u operadoras, que no han hecho su labor”, argumentan.

“Los mismos que nos han sancionado, igual debían de haber impulsado que aquí hubiese cobertura”, dicen con toda la razón del mundo sobre la CMT que sigue dando muestras de protección a las operadoras (a la dominante principalmente) y no a los ciudadanos como sería su obligación. Lamentable.

vINQulos
Público vía Menéame

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor