La colaboración entre finanzas y RRHH es más importante que nunca

Workspace

La transformación digital ha supuesto un desafío para los entornos empresariales, fomentando la colaboración interfuncional entre CFOs y CHROs.

En los últimos años, la brecha entre las finanzas y los recursos humanos se ha reducido, ya que tanto los CFOs y CHROs han roto con el sistema tradicional que definía sus funciones. Entre las compañías que navegan con éxito en el mercado, por lo menos el 80% de sus CFOs y CHROs han llegado a ser más colaborativos durante los últimos tres años.

Tradicionalmente, los departamentos de RRHH y finanzas han dependido de software y soluciones personalizadas para optimizar la administración de los empleados. La transformación digital ha supuesto un desafío para los entornos empresariales, fomentando la colaboración interfuncional entre las finanzas y los recursos humanos más que nunca.

El papel del director financiero (CFO) es esencial en todo este proceso. El CFO necesita ayudar a habilitar estas transformaciones estratégicamente y mirar más allá de los componentes individuales para ver cómo se puede combinar todo. Un CFO no solo entiende completamente las oportunidades que se ofrecen desde una perspectiva de informes y analítica, sino también desde una perspectiva de estrategia corporativa y agilidad.

Cuando los CFOs y CHROs se alineen, desafíen el statu quo y abracen las oportunidades que ofrecen las tecnologías digitales, la próxima década será realmente interesante.

En los últimos 10-15 años, los departamentos de recursos humanos han comenzado a interactuar con los empleados a través de las comunidades sociales, correo electrónico, centros de llamadas y más, por lo que la dinámica ha cambiado fundamentalmente. El reto actual es que muchos procesos en la infraestructura de una organización no han evolucionado de manera consistente o han sido retenidos por sistemas heredados que no les han permitido florecer en un entorno digital. Así que la oportunidad para que estas compañías avancen es enorme.

En el pasado, solíamos hablar de proyectos de gestión del cambio que normalmente duraban de 12 a 18 meses. En un mundo digital, estos cambios pueden tener lugar en cuestión de semanas, por lo que la velocidad de operación está cambiando masivamente.

La tecnología en la nube seguirá siendo muy importante ya que permite a las organizaciones transformar y lanzar sistemas muy rápidamente en un modelo flexible de precios. La automatización también es muy importante ya que significa que se puede implementar más tecnología y se pueden calcular muchas más propiedades y problemas estandarizados. Si lleva a cabo más procesos de una manera uniforme, son mucho más fáciles de automatizar porque hay menos excepciones para trabajar.

El hecho de que todo esté almacenado en un entorno de nube significa que la tecnología puede ser fácilmente desplegada, consumida y analizada, lo cual es fundamental para permitir un diálogo entre RR.HH. y finanzas. La próxima ola de transformación será realmente acerca de hacer que todo se reúna.

Las empresas en las que los CFOs y los CHROs han colaborado han conseguido un crecimiento EBIDTA mayor del 10% en el 41% de los casos y en el 44% una mayor productividad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor