La Comisión Europea acaba con el “roaming” y prohibe a los operadores recargos por uso de Whatsapp, Skype y similares

Cloud

Se trata del plan más ambicioso en las telecomunicaciones europeas en los últimos 26 años. Bruselas confirma que el 1 de julio de 2014 obligará a las operadoras de telefonía móvil a que no carguen tarifas adicionales por itinerancia además de impedirles que establezcan recargos o bloqueen el uso de herramientas de telefonía y mensajería online y similares como los que ofrecen Skype o Whatsapp.

La Comisión Europea quiere favorecer a los consumidores prohibiendo a los operadores bloquear o ralentizar los servicios rivales como Skype o Whatsapp, que permiten comunicarse de viva voz o enviar mensajes de texto desde dispositivos móviles u ordenadores a través de Internet, empleando para ello las tarifas planas de datos en lugar de las tarifas de voz que ofrecen dichas compañías. Actualmente hasta un 36 % de los clientes de Internet móvil y un 21 % de quienes emplean conexiones fijas se ven afectados por dichos bloqueos.

Además se obligará a los operadores a informar de la velocidad media real de sus servicios de acceso a la Red tanto en horas punta como en horas con menor uso de Internet, así como se facilita que los abonados puedan rescindir su contrato, incluso si está obligado a una permanencia, si de forma continuada la conexión ofrece una velocidad inferior a la contratada. Además los contratos no podrán tener una duración superior a los 12 meses.

La Comisión Europea está decidida a que los precios se reduzcan para conseguir una mayor conectividad en Europa con el objetivo en que afecte hasta julio de 2014 a por lo menos 21 países de la Unión Europea y a un 85 % de la población, estimando una pérdida de los ingresos para las operadoras telefónicas de unos 1.600 millones de euros, aunque en parte se recuperarían porque aumentaría el uso del móvil en el extranjero, aunque fuese con las tarifas locales de cada abonado. Por su parte las grandes compañías de telecomunicaciones europeas (Telefónica, Vodafone, France Telecom, Deutsche Telekom…) se oponen totalmente argumentando que con la reducción de ingresos que supondría esta medida no tendrían más remedio que recortar las inversiones para desplegar nuevas redes de fibra óptica.

Además desaparecería el cobro por recibir llamadas cuando se viaja al extranjero y en el caso de las llamadas internacionales desde líneas fijas el coste no podrá ser superior al de las llamadas nacionales a larga distancia. A cambio la Comisión se compromete entre otras cosas a acelerar la liberalización del espectro radioeléctrico para ayudar a consolidar especialmente los servicios de conexión móvil a Internet de alta velocidad. También se reducirá la burocracia asociada al sector de manera que a los operadores les bastará la autorización del Estado miembro donde tengan su sede para poder operar en la totalidad de la Unión Europea sin tener que, como ahora solicitar licencia en todos y cada uno de los países de la UE donde quieran establecerse, lo que en la actualidad supone multiplicar por 28 los trámites.

Otras medidas tienen que ver con las subastas de bandas radioeléctricas, que se celebrarían a la vez en toda la Unión además de armonizar las tarifas de acceso a redes de operadores históricos (el caso de Telefónica en España) que pagan el resto de operadores más recientes por emplear su infraestructura.

La propuesta legislativa será ahora examinada por el Parlamento y los 28 gobiernos de los países miembros con la intención de que esté aprobado antes de las próximas elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2014. Por otro lado la Comisión ha anunciado que en un futuro próximo va a acometer la reforma de la legislación que permita afrontar la cuestión de los costes de distribución de información asociado al conflicto señalado por las operadoras y relativo al amplio uso que de la Red hacen empresas como Google, Facebook, Amazon o Apple pero sin abonar unos impuestos homologables a los que pagan las operadoras, quienes se consideran perjudicadas por esta situación.

vINQulo

The Wall Street Journal

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor