La Comisión Europea obstaculiza la fusión Oracle-Sun

Bases de DatosCloudDatos y AlmacenamientoEmpresasGreen-ITInnovaciónMercados FinancierosProveedor de ServiciosProyectosRedesServidoresSistemas OperativosSoftwareWorkspace
0 0 No hay comentarios

Bruselas procederá en septiembre a una exhaustiva revisión de la propuesta de adquisición de Sun por parte del gigante de las bases de datos, ya que tiene motivos para pensar que atenta contra el libre mercado.

La adquisición de Sun Microsystems por parte de Oracle, valorada en 7.400 millones de dólares y aprobada por dos tercios de los accionistas de la primera en julio, se está retrasando visiblemente debido a que afronta nuevos procedimientos legales por parte de la Comisión Europea.

Según Bruselas, se está llevando a cabo una investigación por posibles prácticas contra el libre mercado. En concreto, la Comisión se refiere a dos áreas principales: por un lado el software que gira en torno a Java y, por otro, el mercado de bases de datos.

La nueva revisión está prevista para el 3 de septiembre y podría alargarse por un periodo de 4 meses, lo que retrasará los planes de ambas compañías, que tenían pensado completar la fusión antes de finales de año.

larryellison.jpg

No en vano, Larry Ellison, máximo resposanble de Oracle, indicó recientemente que quería finalizar la compra “cuanto antes mejor”. Las dos compañías tienen prohibido legalmente hacer cualquier comentario oficial hasta que la adquisición esté sellada y aprobada por los organismos reguladores.

Oracle, con las últimas adquisiciones de PeopleSoft y Siebel, disfruta de casi la mitad de cuota de mercado en el segmento corporativo de las bases de datos en paralelo. IBM, con su DB2, se sitúa en torno al 22%, Microsoft SQL Server dispone del 19%, mientras que MySQL de Sun ronda el 9%.

Por tanto, la fusión Oracle-Sun daría como resultado una cuota de mercado en el segmento de bases de datos corporativas de más del 50%.

Mientras tanto, todos los clientes middleware de Oracle ya utilizaban tecnología Sun Java en sus operaciones, algo que, después del acuerdo, pertenecerá directamente al gigante de las bases de datos.

La Comisión Europea no es el único organismo que se encuentra investigando el caso, ya que actualmente el Departamento de Justicia de los EE.UU. también sigue un proceso en paralelo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor