La Comisión Europea quiere un Internet abierto y neutral

EmpresasOperadoresRedesRegulaciónSupervisión

El 25 de mayo entrarán en vigor unas nuevas normas por las que el organismo quiere asegurar la transparencia, la calidad de servicio y la capacidad de cambiar de operador de los usuarios.

La Comisión Europea va a prestar especial atención a las restricciones de servicios y aplicaciones legales y a que las conexiones sean tan rápidas como se anuncian para la consecución de una Internet abierta y neutral.

El Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (BEREC) llevará a cabo un análisis de cuestiones básicas para conseguir los fines establecidos y a finales de año se publicarán los resultados de la investigación.

En el caso de que el análisis destaque casos de bloqueo o estrangulamiento de tipos de tráfico, la Comisión tomará medidas estrictas. “Las medidas podrían adoptar la forma de orientaciones o incluso de medidas legislativas generales para conseguir la competencia y la posibilidad de elegir que los consumidores se merecen”, ha dicho la vicepresidenta de la Comisión responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes.

Si esto no fuera suficiente, Kroes anuncia medidas más duras que pueden suponer la prohibición del bloqueo de servicio o aplicaciones legales.

Kroes es la cabeza visible de este afán de conseguir una Red justa y sin reservas. “Estoy decidida a asegurar que los ciudadanos y empresas de la UE puedan disfrutar de los beneficios de una Internet neutral y abierta, sin restricciones ocultas”, ha asegurado en un comunicado.

La transparencia del servicio que los consumidores elijan, el bloqueo o estrangulamiento del tráfico legal por parte de operadores, la gestión del tráfico por Internet que quiere asegurar un flujo sin trabas y el fácil cambio de prestador de servicios. Estos son los puntos que recogerá la norma que entrará en vigor el 25 de mayo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor