La crisis cambia el modelo de pago de los españoles

Workspace

Algo está cambiando en la forma en la que pagamos. Utilizamos menos efectivo y cheques, mientras que aumentan las transferencias, pagos con tarjetas y otros medios y canales como Internet y el teléfono móvil.

Según el Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2013, presentado por Tecnocom y Analistas Financieros Internacionales, la crisis económica sigue teniendo un fuerte impacto en los patrones de consumo en España, que incide en la frecuencia de uso de los diferentes instrumentos de pago.

tarjetas

Las operaciones de pago pasaron de 2.192.5 millardos de euros en 2007 a 1.788,9 millardos en 2012. El pago en efectivo creció un 2,6% en 2012, si bien el ritmo de crecimiento se ralentizó respecto al 5% registrado en años anteriores. El caso de los débitos directos es singular, aumentado gracias a su concepción de mecanismo de control del gasto.

También han ganado relevancia instrumentos de pago electrónico como las transferencias y las tarjetas, impulsados por la generalización del uso de la banca  online y móvil, si bien el los últimos años  ha bajado el número de tarjetas en circulación, fundamentalmente como consecuencia de la integración de algunas entidades financieras y la migración de las tarjetas estándar EMV a las sin contacto. Las tarjetas de crédito, que son las más numerosas, disminuyeron un 1,3% mientras que las de débito aumentaron por encima del 1,4%. No obstante, el débito sigue siendo una de las formas de pago más habituales, con entre un 20% y un 30% de la población utilizándolo en su día a día.

En conjunto, el número de operaciones de compra utilizándolas aumentó en España un 1% en 2012, muy por debajo de las registradas en el periodo anterior. En paralelo, se registraron 585.000 operaciones fraudulentas con tarjeta, cuya concurrencia aumenta año tras año, más del 0,2% entre 2011y 2012, especialmente en la transacciones no presenciales.

Paralelamente, el volumen alcanzado por el eCommerce en España se ha duplicado en los últimos cinco años y el número de operaciones registradas por este canal en 2012 superó los 151,5 millones, con unas ventas de 13,4 millardos de dólares, un 13,6% más que en 2011 y un 42,8% más que en 2010.

Entorno cambiante

Según el Informe, el consumidor se sitúa en un entorno cambiante, caracterizado por dos grandes tendencias. De una parte, la inclusión financiera está atrayendo a segmentos de la población con patrones de uso distintos a los tradicionales. De otra, el creciente del comercio electrónico y la telefonía móvil facilitan las operaciones de pequeña cuantía –micropagos-, y tienden a la coexistencia con tarjetas físicas y virtuales.

El indicador Tecnocom, que permite la comparación directa entre el nivel de desarrollo de los medios de pago de los siete países analizados (España, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y República Dominicana), registra la mejora de las perspectivas en algunos países y su empeoramiento en otros. España es el país que anota mayor puntación, si bien experimenta tres puntos de retroceso respecto al año anterior, principalmente por el menor número de tarjetas de débito disponibles y el uso que se realiza de ellas.

Eso sí, la entrada en vigor de la directiva europea de servicios de pago (PSD2) y la regulación comunitaria sobre tasas de intercambio tendrán una repercusión importante el próximo año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor