La delantera de Samsung en el despliegue de relojes inteligentes

Empresas

El fabricante surcoreano ha ganado terreno a sus rivales pero el nuevo Samsung Galaxy Gear queda limitado a determinados usuarios.

Samsung ha dado un gran salto en la tecnología móvil tomando la delantera frente a sus competidores con el lanzamiento del nuevo reloj inteligente Samsung Galaxy Gear.

Se trata de una medida importante para el fabricante surcoreano porque mientras en el mercado se habla de los próximos dispositivos portátiles, Samsung ha sido la primera gran empresa en hacer realidad uno.

Mientras, rivales como Apple, Google o Microsoft intentan acaparar la baza de la innovación en este mercado aún con modelos en desarrollo.

No obstante, Apple tomó una de las primeras medidas definitivas en el branding de un producto de estas características, registrando el pasado 1 de julio la marca iWatch en la Oficina de Patentes de Japón.

Por su  parte, el smartwatch de Google está siendo desarrollado por la unidad de Android en sus laboratorios, y Microsoft trabaja tras la idea, conforme a las últimas solicitudes de componentes a sus proveedores.

Pero a pesar de toda la publicidad que rodea al nuevo Galaxy Gear, el dispositivo arranca con una gran traba de base, como ha resaltado Business Insider.

Sólo funciona con un teléfono Samsung, el próximo modelo a presentarse -el Galaxy Note III – y no con otros teléfonos, como el Galaxy S4. Con ello, la compañía está limitando desde el primer día el número de personas que serán capaces de utilizar su reloj inteligente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor