La demanda de ordenadores se reducirá hasta la llegada de Windows 8

ComponentesWorkspace

La firma de inversión Piper Jaffray ha presentado un informe en el que predice que 2012 no será un buen año para Intel y el mercado de PCs, ya que los consumidores van a esperar a la llegada del nuevo sistema operativo antes de renovar sus equipos.

Para Gus Richard, analista de Piper Jaffray, el segundo semestre de 2012 se producirán pocas ventas de ordenadores, ya que al haberse anunciado Windows 8 como un sistema revolucionario, los usuarios no querrán comprar equipos con Windows 7.

Por otro lado, tampoco está claro que el nuevo sistema operativo vaya a contar con el favor de los usuarios, ya que a la vista del tremendo cambio que supone frente a anteriores versiones, los expertos creen que la adaptación de los consumidores a Windows 8 no será tarea sencilla.

Además, el analista de Piper Jaffray considera que el hecho de que desde Microsoft no se ponga fecha definitiva a su llegada al mercado demuestra que en el gigante de Redmond son cautelosos con el asunto.

En ese sentido, Richard cree que a pesar de que se ha especulado con el debut de Windows 8 para el mes de octubre, los problemas que está ocasionado el nuevo sistema entre los vendedores de software podrían retrasar su lanzamiento hasta las próximas navidades o incluso el año 2013.

vINQulos

TechEye

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor