“A diferencia de Oracle nosotros podemos tener una conversación con los clientes y ajustarnos a sus requerimientos”

Big DataCloudDatos y Almacenamiento
0 6 No hay comentarios

Entrevistamos a Steve Murphy, presidente de OpenText.

Especial desde Nashville

Steve Murphy fue nombrado presidente de OpenText en enero de este mismo año. El puesto que ocupa es nuevo en la compañía canadiense y libera algo más al actual CEO y CTO, Mark Barrenechea, de tareas propias de estrategia de negocio.

Murphy es ingeniero, aunque por encima de todo es un hombre de negocios. En los más de 10 años que pasó en Oracle ocupó puestos de relevancia en el área de ventas, fundamentalmente. “Firmaba miles de contratos”, recuerda.

Más recientemente se encargó de dirigir el negocio de Servicios de Oracle para la región Norteamérica, cuyo volumen asciende a 9.000 millones de dólares.

Preguntado por la diferencia de trabajar para un gigante como Oracle y hacerlo para una compañía más pequeña como OpenText, Murphy alude a la cultura. “Somos lo suficientemente grandes para escalar y lo suficientemente pequeños para ser ágiles y para tomar decisiones acertadas de forma rápida”, declara en un encuentro privado con este medio.

La principal diferencia, explica, es la visión centrada en el cliente. “Oracle es una gran compañía, tiene productos muy competitivos, pero se ha convertido en una empresa con demasiadas reglas y normativas para con sus clientes. Esto está bien, deben existir, pero nosotros somos más flexibles y capaces de tener una conversación con los clientes, entender sus requerimientos y ajustarnos a lo que necesitan”.

En OpenText su cometido es “hacer números de forma holística” y guiar el crecimiento orgánico del negocio, algo que no excluye adquisiciones. En los últimos ejercicios la compañía ha cerrado sonadas compras que han aumentado su músculo en el segmento de EIM (Gestión de Información Empresarial, por sus siglas en inglés).

El único foco de OpenText está en el documento digital y en la creación de un ecosistema seguro para todo su ciclo de vida.

Sin salirse de esta idea, la compañía ha invertido muchos recursos en la creación de un brazo de negocio Cloud, una inversión que Murphy considera indiscutiblemente necesaria.

El negocio Cloud de la firma se ha doblado en el último año y a la espera de los resultados financieros que la compañía publica la próxima semana, el crecimiento se mantiene estable. “Veremos un crecimiento fuerte en Cloud durante algún tiempo. Puede que no sea para siempre, pero goza de buena salud”, nos cuenta.

¿Qué ocurrirá cuando la nube se convierta en una commodity? “Mientras nuestro equipo de ingeniería siga desarrollando cosas nuevas, únicas y capaces de responder a problemas complejos que mejoren la experiencia de usuario, los márgenes serán buenos. Mi experiencia me dice que si ofreces un valor añadido los márgenes de beneficio están asegurados”.

En los próximos años OpenText se centrará en explotar sus valores añadidos para expandir su presencia por todo el mundo. La fórmula para hacerlo será innovando en casa y añadiendo a su equipo el talento foráneo que requiera.

Aunque los rumores de una posible compra por parte de otro gigante del sector TI siempre han circulado, personas cercanas a la compañía consultadas por este medio descartan esta posibilidad.

OpenText es junto con BlackBerry, la compañía tecnológica más importante de Canadá y los poderes ejecutivos del país se asegurarán de que la historia no se repita. Protegerá el carácter canadiense de OpenText, lo que en principio descartaría una compra por parte de Salesforce, una de las candidatas más citadas en los mentideros TIC.

Foto destacada: Twtiter

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor