La disrupción digital está desafiando el orden establecido

Innovación

Tom Bianculli, CTO de Zebra Technologies, desvela en este artículo de opinión algunos mitos y verdades sobre la transformación digital.

“Silicon Valley y no Detroit, será el referente en 2030”. “El alcantarillado inteligente mejorará las métricas de salud pública”. Estas son algunas declaraciones y predicciones hechas durante el Innovation Summit organizado por The Economist, donde los CEO, responsables y emprendedores de la lista Fortune 500 se reunieron para explorar los retos y oportunidades existentes en la gestión de la disrupción digital.

¿La cuestión central? ¿Cómo puedes impulsar la innovación en la era actual? Bueno, la verdad es que según dijo Vijay Vaitheeswaran, de The Economist, la “innovación” es una de las palabras más manidas. ¿Qué significa? Dicho de forma sencilla, la innovación en el siglo 21 supone tener la capacidad de ver y ofrecer valor a tus stakeholders y hacer lo que solicitan. La “capacidad de ver” es clave, porque hoy en día contamos con la tecnología para recopilar datos de cualquier dispositivo, analizarlos para ofrecer información útil y actuar en tiempo real. Tenemos la habilidad de identificar la brecha entre lo que creemos que está sucediendo y lo que realmente está sucediendo y actuar en consecuencia. Como dijo el inversor de capital de riesgo J.B. Pritzer, “si no estás [actuando como una empresa tecnológica], te estás muriendo o estás muerto”.

La mayoría de los directivos coinciden en que los trabajadores son cruciales en la gestión de la disrupción digital en el entorno laboral. Ese fue uno de los cinco mitos sobre la transformación digital abordados en el evento.

* Mito #1: La tecnología es el factor clave en la gestión de la transformación digital. Falso. El factor clave es la gente. La tecnología es importante a la hora de facilitar el proceso, pero el éxito recae en las personas. Y sí, soy un CTO, por ello considero que la tecnología es decisiva para transformar al trabajador en la era digital. Al aumentar la plantilla con inteligencia de datos, las empresas pueden utilizar el capital humano y redirigir los recursos a empleos que aporten valor, al mismo tiempo que se reducen los errores, se mejora la productividad y la satisfacción del trabajo. Sin mencionar que la tecnología se puede utilizar de muchas maneras para conservar a la plantilla. Una vez que todo ha sido dicho y hecho la gente hace que ocurra, aceptan el cambio y adaptan las nuevas formas de trabajar y colaborar.

* Mito #2: Las expectativas del cliente difieren según el producto o servicio. No es cierto. Utilizar Uber marca tus expectativas como comprador, paciente y ciudadano. Así que las altas expectativas establecidas por los mejores proveedores marcan la norma en todos los sectores. Para cumplir con ellas, las marcas apostarán por crear experiencias interactivas y duraderas para sus clientes. En consonancia con esta tendencia, un reciente estudio publicado por Zebra Technologies, ha revelado que casi el 80% de los retailers podrá personalizar la visita en la tienda de los clientes en 2021, de hecho, la mayoría sabrá cuándo un cliente en concreto está en la tienda. Esto establecerá las bases para los comercios, servicios financieros, sanidad y otros sectores.

* Mito #3: Los descubrimientos creativos resultan del análisis exhaustivo del sector. Es parcialmente cierto. Los directivos pueden encontrar similitudes e inspiración en muchos sectores. Antes de recrear un modelo, deben revisar los mejores exponentes independientemente del sector. “La agricultura es como el beisbol, pues es rica en datos, pero el reto es cómo transformarlos en información”, afirma Hugh Grant, CEO de Monsanto. Y este es un reto común de todas las industrias.

* Mito #4: Los negocios deben centrarse en los cambios. En realidad, incluso el 1% de mejora en la cadena de suministro puede generar un gran ahorro y oportunidades. Por ejemplo, en la actualidad, el 30% del cargamento de un contenedor es aire. Sí, aire. Eliminar las ineficiencias en la carga y sincronizar la cadena de suministro puede suponer un impacto significativo. Utilizando los datos recopilados y un software analítico, los directores de muelles y almacenes reciben una visión en tiempo real de cada contenedor para asegurar que la carga alcanza su máximo potencial.

* Mito #5: Estás solo en esto. De ninguna manera. Ni como compañía o consultoría experimentando una transformación digital, ni tampoco como ejecutivo tomando decisiones de inversión. Además, no debería parecer que te encuentras solo. Los métodos, procesos y estrategias que aplican la innovación y la colaboración B2B son la nueva ventaja competitiva. Como dijo uno de los portavoces de The Economist, “El siglo 21 es muy mal momento para ser un controlador compulsivo”. No se trata de controlar la información, sino de compartir datos y aprovechar la combinación de la inteligencia de partners y clientes.

El predominio de la mentalidad del Internet of Things y de la adopción del todo como servicio, ha dado lugar a nuevas posibilidades. Hoy en día, tenemos la capacidad de entender el bienestar de una ciudad analizando sus residuos. Al mismo tiempo, la disrupción digital está desafiando el orden establecido. Silicon Valley se convierte en el centro de la industria del automóvil, ¿quién lo hubiera pensado hace tan solo 10 años? Los ganadores en esta era digital serán los que puedan ver cómo trasladar su valor más cerca del punto de demanda y consumo, situar sus estrategias en ese contexto para hacer frente a las expectativas de los empleados y clientes, y tomar medidas basadas en datos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor