Formación para acceder al mercado laboral

Empresas

La formación es esencial para aprovechar las oportunidades que brinda el mercado laboral a un ramillete de e-profesionales. ¿Hay una oferta formativa adecuada?

Las estadísticas de la Encuesta de Población Activa y del Servicio Público de Empleo Estatal -el antiguo INEM- no paran de recordarnos cada mes que el paro es uno de los mayores problemas de nuestro país.

Sin embargo, no todos los sectores se encuentran en una situación tan crítica, sino que hay determinados ámbitos laborales en los que el desempleo no es tan acusado. Por ejemplo, las profesiones relacionadas con la tecnología y la informática están sufriendo menos las consecuencias de la crisis.

Hay unos perfiles IT que permanentemente se demandan, como programadores, analistas programadores, consultores, técnicos de sistemas, técnicos en bases de datos, arquitectos TIC, expertos en telecomunicación, jefes de proyecto, etc. Lo más interesante quizá sean los perfiles que cada vez alcanzan mayor demanda, como los técnicos SAP en las diferentes áreas empresariales cubiertas, en los que se valoran tanto los conocimientos como las habilidades que se adquieren en años de experiencia. Otro campo con importantes necesidades es el de la seguridad informática, cada día más amenazada y, por lo mismo, más demandada”, afirma Jesús Arístegui, responsable de Calidad del portal Tecnoempleo.com.

Igualmente, Reme García, communication manager de Infojobs.net, señala que los profesionales más demandados son aquellos relacionados con la informática y las telecomunicaciones. “No sólo son los que cuentan con un mayor número de vacantes publicadas, sino que generan más oportunidades de trabajo para estos perfiles, al contar con menos competencia por cada vacante publicada”.

El informe ‘Estado del mercado laboral en España’, elaborado por Infojobs y ESADE, desvela que dos de las diez profesiones más demandadas están relacionadas con la tecnología: programador JAVA/J2EE y programador. Y también hay varias profesiones estrechamente relacionadas con las telecomunicaciones, como teleoperador, comercial de telefonía y telecomunicaciones o helpdesk.

Y las profesiones con menos competencia en su portal están claramente dominadas por los perfiles tecnológicos. Siete de las diez profesiones con menos competencia corresponden a perfiles tecnológicos: programador ABAP, big data, arquitecto informático, consultor SAP, analista informático, programador JAVA/J2EE y administrador de bases de datos Oracle. Cuando el portal publica estas vacantes, se inscriben de media menos de 15 aspirantes.

Formarse para estar en el mercado

Tener la formación adecuada para aspirar a estos puestos es fundamental. Y cuando hablamos de un entorno como el tecnológico, que evoluciona y se mueve tan deprisa, es casi obligatorio apostar por la formación continua para no quedarse obsoleto. “La ley del mercado hace que sean más demandados los profesionales de los que hay menor oferta. Y ésta se compone de los especialistas en tecnologías más novedosas y avanzadas. Este dato nos lleva a la importancia de la formación permanente y a la atención a las empresas de ingeniería que lanzan nuevas aplicaciones. El que sabe hacer lo que casi nadie sabe es el que tiene mayor empleabilidad”, remarca Arístegui.

García recuerda que “la mayoría de los ‘puestos emergentes’, aquellas vacantes que en 2008 ó 2009 apenas existían y ahora aparecen publicadas en Infojobs con cierta regularidad, se concentran también en el sector de las tecnologías de la información”. Así, hay varias profesiones en las que se ha disparado la oferta de empleo en el último lustro. Por ejemplo, en 2013 se recogieron 2.360 vacantes para programador de aplicaciones de móvil, 632 ofertas de programador HTML5, 601 anuncios para Big Data o 259 vacantes para cloud computing,

¿Una oferta formativa adecuada?

La necesidad de reciclaje es evidente. Y esto lo han detectado los centros educativos que ofrecen formación. “Si tomamos como referencia la oferta formativa de e-profesionales del portal Lectiva.com, podríamos decir que la formación ofrecida sí que satisface la demanda, puesto que el mayor número de cursos se corresponde con las profesiones más demandadas”, explica la responsable de Infojobs. Así, Lectiva.com recoge 14.295 másters, posgrados y cursos para e-profesionales, lo que supone un 9,9% del total de la formación recogida en el portal. Más de la mitad de la oferta de formación IT se concentra en tres perfiles profesionales: programación (4.894), marketing online (2.503) y diseño web (1.930). Pero también son importantes otras opciones, como los cursos de community manager (1.317), SEO (1.177) desarrollador web (572), aplicaciones móvles (541), e-commerce (415) o marketing digital (404).

Como vemos, la demanda de formación está suficientemente cubierta, al menos desde el punto de vista cuantitativo. ¿Pero es esta oferta de calidad y responde realmente a las necesidades del mercado? “No es fácil valorar la calidad de los cursos IT que hay en el mercado. Son muchos y de características muy diferentes. Los centros que los ofrecen tienen tipologías distintas. Por ejemplo, en cursos de community manager, la duración de los programas formativos puede abarcar un rango desde 12 a 900 horas. Es evidente que, sin tener que entrar en la calidad de los centros ni en la de sus equipos docentes, los resultados obtenidos por los alumnos difícilmente se pueden considerar homólogos. Ni por los conocimientos adquiridos ni por las habilidades desarrolladas”, advierte el responsable de Calidad de Tecnoempleo.com.

Además, Arístegui recuerda que “en un proceso de incorporación a la empresa de un profesional especialista TIC en determinada habilidad, no va a pesar sólo el título del curso realizado, sino las horas empleadas en la formación, el nivel del centro, el programa, las prácticas realizadas, etc. La oferta formativa IT es muy amplia, pero hay que aproximarse a ella con una mirada crítica y calcular el coste-beneficio de la inversión que se hace en la formación”.

Asimismo, desde Tecnoempleo.com se considera que “ha podido haber una saturación en la oferta de cursos TIC porque las necesidades reales iban más deprisa que la propia adecuación de la oferta a las mismas. Pero actualmente la demanda es cada vez más selectiva y esto obliga a que se tengan que adaptar los cursos para obtener una respuesta. Hay que adaptarse en temarios y en precios, pues hay oferta de cursos con muy escasa o nula respuesta”.

La ‘burbuja’ del community manager

Es indudable que la demanda de e-profesionales ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Sin embargo, conviene hacer mención especial al caso del community manager. Esta profesión irrumpió con fuerza cuando las redes sociales comenzaron a despuntar y las empresas se dieron cuenta de que era necesario cuidar su presencia en las mismas. La oferta de puesto de trabajo como community manager creció, por lo que los demandantes de empleo se reciclaron para optar a estas vacantes, llegando casi a saturar el mercado.

Además, la intensidad en la generación de empleo para este perfil profesional parece haberse frenado. “Tras experimentar un ‘boom’ espectacular en 2010 y 2011, la demanda del community manager descendió ligeramente el año pasado. Pero todo apunta más a una estabilización de la demanda que a una saturación de este perfil profesional”, puntualiza García. Aún así, el crecimiento de la demanda del community manager ha sido espectacular. Infojobs publicó tan sólo 10 vacantes en 2008, pero en 2012 ya fueron 438 ofertas de empleo. La cifra se redujo hasta las 391 vacantes en 2013.

El responsable de Tecnoempleo.com reconoce que “algunas especializaciones han sido un poco el ‘cajón de sastre’ donde buscaban salida licenciados de carreras con formaciones colaterales muy saturadas también”. Por este motivo, Arístegui advierte de la necesidad de complementar la formación como community manager con otras herramientas que permitan diferenciarse de la competencia a la hora de optar a un puesto de trabajo. “Los cursos básicos de community manager o social media actualmente se están complementando con temas como usabilidad y analítica web, geomarketing, mobile marketing, aspectos legales de internet, etc., con el fin de dar mayor empleabilidad”, especifica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor