La fotosíntesis artificial, más cerca gracias al grafeno

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

Un equipo de científicos coreanos han descubierto que este material anima a la conversión de la luz solar y del dióxido de carbono en ácido fórmico sin involucrarse él mismo en la reacción.

Puede que el aerografito acabe de desvelarse como el material más ligero del mundo pero las cualidades del verdadero “material maravilla”, el grafeno”, no dejan de crecer.

El último descubrimiento de la comunidad científica relacionado con esta alotropía de carbono con tan sólo dos dimensiones y empaquetada en una estructura de panal de abeja, demuestra que puede jugar un papel clave en el proceso de fotosíntesis artificial.

Al parecer, el grafeno actúa como un fotocatalizador realmente eficiente, animando a la conversión de la luz solar y del dióxido de carbono en ácido fórmico sin involucrarse él mismo en la reacción. Esto implica que podría ayudar en la producción de combustibles renovables con bastante facilidad.

En anteriores experimentos, el grafeno se había integrado en combinaciones con distintos semiconductores sin memorables resultados, ya que mostraba bajos niveles de transferencia de electrones. Pero, una vez acoplado a la enzima conocida como porfirina, despliega todo su potencial explotando un 46% de la luz solar que incide sobre la Tierra.

La investigación, realizada por un equipo de expertos coreanos, ha sido publicada en JACS, la revista de la Sociedad Americana de Química.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor