La hermética Apple desvela secretos en su juicio con Samsung

Fabricantes de SoftwareProyectos

Si hay alguna palabra que defina la política de marketing de Apple es su misterio. A los de Cupertino les gusta jugar con sus secretos para causar mayor expectación entre sus seguidores y los consumidores en general.

La empresa no suele desvelar secretos ni adelantar ningún detalle de los lanzamientos hasta que no llega el día de la presentación oficial de sus productos. Pero ahora, en pleno juicio contra Samsung por todo ese tema de infracción de patentes en el mercado móvil, ha obligado a los de Apple a contar secretos jamás contados antes.

Entre otras cosas, Scott Forstall, vicepresidente de Apple para la división del iOS, declaró en el juicio que desde enero del pasado año 2011, el vicepresidente de la compañía, Eddy Cue, defendió el lanzamiento de un tablet de 7 pulgadas. Lo que no ha relatado es si la propuesta fue finalmente aceptada y materializada en eso que los medios ya llaman el ‘iPad Mini’. No hay que olvidar que Steve Jobs fue un fiel defensor de que el tamaño ideal para una tableta eran las casí 10 pulgadas del iPad de toda la vida del que ya han salido al mercado tres versiones.

Por eso, sorprende que, de acuerdo a los directivos, si Cue defendía la creación de un tablet de dimensiones más pequeñas fue porque el mismo Jobs, cuando aún estaba vivo, estaba receptivo a este dispositivo.

Por su parte, en cuanto al iPhone, de acuerdo con el mismo Scott Forstall, desde 2004 una nueva normativa ideada por el mismo Steve Jobs decía que no podría contratarse a nadie ajeno a Apple para los diseños de la interfaz de usuarios de los smartphones de la empresa por lo que los equipos de personas encargados a esta actividad se conformaban con un grupo de empleados internos que fueran considerados los mejores para tal tarea.

De hecho, cuando comenzó a fabricarse el primer iPhone, se destinó una planta entera para el equipo de unas 1.000 personas. La plata estaba cerrada a los demás y se denominó ‘El club de la lucha’ en referencia a esa película donde sale Brad Pitt en la que los miembros del club tienen prohibido desvelar nada de lo que hacen a algún miembro de fuera.

Todo esto y otros secretos contados durante el juicio tienen como finalidad demostrar que Apple no imitó en ningún momento a Samsung a la hora de crear sus iPhones y sus iPads.

Para ello, también se mostraron los diferentes diseños que se barajaron antes de lanzar las versiones finales de los dispositivos móviles y confesaron que uno de los mayores retos cuando se creó el primera iPhone fue el desarrollo de una interfaz que pudiera ser táctil.

Por su parte, Phil Schiller, vicepresidente de marketing global de Apple, contó que la de Cupertino se gastó 647 millones desde 2007 en publicidad para su iPhone y 457,2 millones en prmopcionar el iPad desde que se lanzara en 2010.

vINQulos

The Wall Street Journal

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor