La importancia de cifrar las comunicaciones web

Seguridad

La implementación de certificados SSL no sólo serviría para proteger a los usuarios, sino también para mejorar la imagen de marca, según Nominalia.

Dar el salto a Internet, abriendo cuentas propias en redes sociales y, muy especialmente, desarrollando una página web que sirva de punto de encuentro y carta de presentación ante los usuarios, es fundamental para toda compañía que se precie.

Fuente-Shutterstock_Autor-lolloj_seguridadPero no vale con estar. Hay que hacerlo de forma atractiva y segura, y eso pasa entre otras cosas por implementar tecnologías como SSL o Secure Sockets Layer que está pensada precisamente para proteger las comunicaciones que se establecen en la Red, entre el cliente y el servidor con el que se contacta.

Para ello, lo que hace básicamente es tirar de cifrado y apostar por la privacidad.

Parece evidente que la seguridad web mejora la imagen de marca. Otra de sus ventajas sería que “sirve para demostrar a los internautas de una forma sencilla la identidad de una empresa y su web, protegiendo éstas de posibles fraudes, como robos de identidad”, como nos comentan desde Nominalia.

Esto es básico cuando los datos proporcionados son tan sensibles como el número de una tarjera bancaria, por ejemplo, en servicios de comercio electrónico.

“Los consumidores son cada vez más conscientes de los riesgos implícitos en la compra y venta de productos en Internet y buscan sitios web de confianza que proporcionen un entorno seguro”, añade el director general de esta compañía, David Costa. Para él y Nominalia, los certificados de seguridad se antojan “claves para garantizar el éxito en la red”.

Pero, ¿sabes cómo distinguir una página web comprometida con la seguridad de los internautas de aquellas que no implementan medidas de protección?

Los expertos aconsejan buscar el icono del candado en la barra de dirección del navegador y comprobar que la URL utiliza HTTPS en vez de HTTP. También es recomendable dedicar unos cuantos minutos a analizar la tienda online en la que se quiere comprar un producto, leyendo opiniones de otros usuarios y revisando su sección de términos de uso y condiciones de compra, así como emplear una única tarjeta para realizar adquisiciones online.

¿Y si eres el proveedor? Lo ideal sería apoyarse en compañías de certificación conocidas, tipo Symantec y Thawte, y contratar a expertos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor