La industria tecnológica debe unirse al movimiento de eficiencia energética

CloudDatacenterGreen-ITInnovaciónMovilidadProveedor de ServiciosProyectosRedes

Las compañías de TI de todos los tamaños comienzan a buscar y crear nuevas herramientas de administración de energía para intentar reducir sus emisiones de CO2.

Londres (Reuters) – La industria de TI es consciente de que, en su conjunto, contribuye a un 2% de la emisión global de CO2 a través de sus centros de datos, una cifra realmente preocupante. También ha sido duramente criticada en este sentido.

bulb.jpg

Es por ello por lo que muchas de ellas ya se han puesto manos a la obra para intentar desarrollar herramientas y metodologías que permitan administrar el consumo eléctrico con medidas tales como el apagado de aquellos equipos de forma automática cuando no se estén utilizando, lo que no sólo les ahorrará dinero sino que también ayudarán a la sostenibilidad del planeta.

Una de las compañías que ofrecerá este tipo de herramientas es Cisco. En concreto se denomina EnergyWise y es capaz de monitorizar el consumo eléctrico de distintos dispositivos electrónicos, apagándolos en caso de que no se estén utilizando. Todo parece indicar que estará disponible en febrero.

El ahorro potencial de las compañías que apliquen este tipo de medidas puede llegar a ser abrumador.

“Un banco puede llegar a ahorrar unos 40.000 euros simplemente apagando los teléfonos o los puntos de acceso fuera de las horas laborales”, asegura David Frampton, jefe de la unidad de negocio de switches LAN de Cisco.

Este software se podrá aplicar a teléfonos, portátiles y puntos de acceso. Posteriormente, a ordenadores de sobremesa y, sobre 2010, será capaz de hacer lo propio con el aire acondicionado y calefacción, ascensores, luces o sistemas de seguridad.

Otra de las compañías que está llevando a cabo interesantes avances es 1E, con sede en el Reino Unido y cuya tecnología ya está siendo utilizada por diversos departamentos gubernamentales, bancos y otro tipo de negocios.

Sumir Karayi, director ejecutivo de 1E, apunta que “el gobierno británico quiere reducir en 1 millón de toneladas las emisiones de CO2 de las grandes compañías. En este sentido, nosotros podemos llegar a un 85% de esa cifra simplemente apagando los ordenadores cuando no sean necesarios”.

También añade que “la mitad de los ordenadores del Reino Unido o Alemania no se apagan. Esta cifra equivaldría a un ahorro potencial de 115 millones de libras en el Reino Unido”.

Por último, el fabricante de iluminación y electrónica de consumo Philips también está llevando a cabo un desarrollo en combinación con los laboratorios Lawrence Berkeley para conseguir un control inteligente capaz de responder a los movimientos humanos, a eventos o incluso a los niveles de iluminación del sol.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor