“La inmolación de Bouazizi no fue un caso aislado pero es la red la que lo ha convertido en un asunto público”

Empresas

La revolución, en Túnez, ha tenido una aliada en la red: Anonymous ayudo a dar a conocer lo que ocurría en el país e internet se convirtió en el escaparate que la oposición necesitaba.

Fred Louvel/ Gizmodo Francia, especial desde París

La revolución del Jazmín en Túnez se ha apoyado en internet y especialmente en las redes sociales. Gracias a Ahmed, ciber activista tunecino, se puede descubrir como la red ha favorecido a la revolución.

-¿Qué rol ha jugado internet en general y las redes sociales en particular en la revolución?

Internet ha sido el medio que ha hecho estallar todo y que puso bajo el foco de los medios internacionales lo que le había ocurrido al joven Bouazizi (el joven que se ha inmolado). Recuerdo otro hombre que se había inmolado delante del palacio presidencial en 2005, pero entonces los tunecinos no blogueaban y no eran muy aficionados a las redes sociales. Ha sido distinto en 2011: los tunecinos se comunican y cuentan lo que pasa; han tomado fotos de las manifestaciones que han seguido a la inmolación de Bouazizi y las han dado a conocer a través de Twitter, Facebook, sus blogs. Bajo la censura y los arrestos aleatorios del ministerio del Interior (y la tortura que les acompaña). Los medios tunecinos estaban mal informados o hacían apagón informativo.

El grupo de hackers Anonymous se interesó a la causa tunecina, lanzado un ataque masivo y general sobre los sites del gobierno tunecino, lo que puso a la revolución todavía más bajo el foco y ha roto el apagón informativo. En líneas generales, la inmolación de Bouazizi no fue un caso aislado pero es la red la que lo ha convertido en un asunto público.

– ¿Cómo vigilaba el antiguo régimen la red?

El antiguo régimen contaba con equipos muy punteros comprados a Cisco, según mis conocidos en el Centro Nacional de Teledetección. El equipamiento ha costado más de 1,6 millones de euros y era compartido entre la ATI (agencia tunecina de internet y gestora de los links Arpanet en Túnez), el CNT y el ministerio de Interior.

La censura empezó en 1998 con la censura de los mails gratuitos (Hotmail y Caramail entonces) para obligar a los tunecinos a usar el correo de sus proveedores de acceso a internet y así poder filtrarlos. Bloquearon también el acceso al puerto 25 (SMTP) de los proveedores que están fuera de Túnez. Durante la revolución y hacia el 4 o el 5 de enero, el sistema de filtrado estaba en su época dorada. Las webs de los opositores sin excepción eran filtradas (inaccesibles). Los mails, las cuentas de Twitter y las cuentas de Facebook de los opositores o de los ciberdisidentes han sido atacadas muy a menudo.

-¿Han emergido ciberlíderes?

Es complicado decirlo. Han nacido muchos grupos en Facebook. El único que yo calificaría de ciberlider es Slim Amemou, bloguero y presidente del PPT (Partido Pirata Tunecino no reconocido hasta ayer por la mañana) Amemou ha tenido hoy una plaza en el nuevo gobierno y ha sido designado Secretario de Estado de Juventud.

-La entrevista completa, en francés, en Gizmodo Francia

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor