La junta de Yahoo se plantea despedir a Marissa Mayer

Empresas

La política expansiva de Meyer al frente de Yahoo no está dando muchos frutos y por ello en la junta de la empresa norteamericana comienzan a sonar voces que piden su relevo. Sería el fugaz fin de una época marcada por las incesantes compras contrastada con la ausencia de un objetivo claro, con el telón de fondo de las inmensas plusvalías que proporcionará la inversión en Alibaba a punto de convertirse en líquido.

Los inversores de Yahoo no parecen demasiado contentos con el desempeño de Marissa Mayer como CEO de la empresa y ya comienzan a plantearse su relevo.

En esencia son tres los asuntos que podrían motivar el fin de la fugaz era Mayer en Yahoo, de fue nombrada CEO en verano de 2012: el núcleo del negocio estaría en declive, los ejecutivos están prácticamente huyendo en desbandada y el mayor impulso previsto en beneficios, proveniente de la venta de su participación en la tienda online Alibaba, por un lado está viéndose lastrado por la pérdida de valor de las acciones e incluso si no fuera así queda la cuestión del coste milmillonario en impuestos que supondrá cuando se realice.

La junta percibe el desánimo que cunde entre los máximos ejecutivos que no reflejan precisamente un gran compromiso con el proyecto de Marissa Mayer al abandonar en masa sus puestos en busca de otros destinos en empresas quizá con mayores (y mejores) perspectivas de futuro. Algunos analistas apuntan a que los inversores perciben estas muestras de falta de confianza en el futuro de Yahoo y sólo recuperarían la confianza en la empresa con un golpe de timón de la junta que prácticamente se reduce como maniobra al relevo de Mayer.

Sin embargo el problema es que la situación de Yahoo en Bolsa es hoy peor que cuando Mayer asumió su cargo como consejera delegada, con unos beneficios y un EBITDA (beneficio antes de deducir intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) que se han reducido desde 2012 en un 9 % y un 45 % respectivamente… y lo que es peor, sin perspectivas de mejorar.

Todo esto dibuja un panorama complicado que, por pensar en positivo, sería idóneo para un reinicio radical de Yahoo que podría suponer por un lado un estímulo para los inversores y por otro la oportunidad de volver a ganar la tracción que Mayer no ha sido capaz de aportar.

vINQulo

Business Insider

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor