La marca iPad en China cuesta 60 millones de dólares a Apple

Empresas

El acuerdo permite la llegada del nuevo iPad al suculento mercado chino.

En Cupertino ya pueden respirar tranquilos. Ha sido una larga agonía la de la negociación por los derechos sobre la marca iPad en China. El resultante, un acuerdo millonario: 60 millones de dólares por la propiedad de la marca.

A principios de mayo un diario pekinés informaba de que Apple habría ofrecido 16 millones de dólares a Proview, propietaria de la marca y muy cerca de la bancarrota. Era una cifra mucho menor de la que pedía en un inicio la demanda interpuesta (que ascendía a 2.000 millones de dólares y que luego descendía hasta 63 millones de dólares).

Los analistas coinciden en que el acuerdo beneficia a las dos partes. Por un lado, abre la puerta ya sin obstáculos a Apple en China y la posibilidad de introducir sus productos, recibidos con ferviente pasión en el país.

La región Asia Pacífico en general y China en particular es un mercado especialmente importante para los de Cupertino; cada vez es mayor el beneficio que este territorio reporta a las cuentas generales de la compañía.

En el último trimestre fiscal presentado a finales de abril, sus ventas en la región Asia Pacífico se habían doblado y representaban ya el 26% de la totalidad.

La otra gran beneficiada es Proview. La firma tiene una gran necesidad de liquidez en sus cuentas (y al borde de la bancarrota). Según Chen Jiong, abogado especializado en temas relativos a derechos de propiedad intelectual consultado por Reuters, es la compañía china la gran favorecida.

“A pesar de que Proview es propietaria de la marca comercial ha sido Apple, no Proview, quien ha creado el valor de la marca”, ha dicho.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor