“La movilidad es un tsunami y nosotros hemos sido capaces de hacer surfing y adelantarnos”

Empresas

Fernando Rodríguez, vicepresidente del área Western Europe de Citrix, en una entrevista concecida en el marco del evento Citrix Mobility celebrado esta semana en París habla de la nueva estrategia móvil de la empresa.

Especial desde París

La multinacional Citrix ha dado un importante paso estratégico hacia la movilidad. París ha sido el marco elegido por la compañía para dar inicio a su tour europeo en el que presentará las nuevas soluciones a clientes y partners. Su propuesta de valor radica en ofrecer a los trabajadores herramientas que van un paso más allá del BYOD.

Las soluciones permiten de esta forma acceder a cualquier aplicación, desde cualquier dispositivo y con cualquier red. En un mundo global, hiperconectado y móvil, el trabajo ya ha dejado de ser un lugar para Citrix.

Silicon News se ha reunido con Fernando Rodríguez, vicepresidente del área Western Europe, que ha explicado los detalles de la estrategia y el papel del mercado español en la misma.

– El lema que ha elegido Citrix para este evento es El trabajo no es un sitio. ¿Era el de la movilidad un paso natural y obligatorio para vosotros?

Con la adquisición de Zenprise a principios de enero mostramos que teníamos vocación de integrar todas las soluciones y llevarlas hacia la movilidad. Lo importante es que seis meses más tarde lo que hemos creado es un paquete de soluciones conjuntas incorporando la tecnología de Zenprise a lo que ya teníamos en virtualización de apps y de escritorios. Hemos extendido nuestro alcance y hemos puesto los dispositivos a disposición de la conectividad y funcionalidad añadiendo nuevas caracteristicas.

– ¿Cuándo empezó a gestarse esta estrategia móvil?

A partir del cambio más radical, que ha sido el de la llegada de lo móvil. Esto implicaba asumir nuevos retos y la necesidad posicionarnos en el mercado de manera rápida. Clientes y partners no se han sorprendido con este movimiento, lo esperaban. Pero sí que se muestran gratamente sorprendidos en la rapidez de la ejecución sobre todo por la realidad de la soluciones en el mercado. Otras compañías pueden proveer y situarse pero no tienen soluciones listas. Nosotros ya las tenemos.

– Como valor añadido de estas soluciones, nos quedamos por tanto con el de adelantarse al mercado.

Evidentemente. El mercado de la movilidad se está moviendo muy rápidamente. En los últimos años, los ciclos en TI son cada vez más cortos, más intensos y más rápidos. Se están batiendo todos los récords y el tenerlo todo a tiempo es crítico.

El número de las compañías que operan para ofrecer soluciones de movilidad y su alcance es muy pequeño en comparación con las oportunidades que da el mercado móvil.

Nosotros hemos dado un toque de atención a clientes y partners y les hemos mostrado un camino en el que por primera vez las empresas no tienen el control. La movilidad está en la corporaciones, la llevamos encima. Es un tsunami y nosotros hemos sido capaces de hacer surfing y adelantarnos, pero hay muchas compañías que van a quedar engullidas y no van a poder adaptarse. Nosotros les brindamos la posibilidad de subirse a nuestra tabla y de movernos en esta dirección.

– Para mantenerse en la cresta de la ola, ¿hay que arriesgarse y como vosotros e invertir?

Hemos tomado una dirección clara, creemos que la recepción de las soluciones en el mercado así lo va a demostrar y que el resto se moverá en esta dirección.

– Las soluciones de movilidad combinadas con la virtualización permiten llevar el puesto de trabajo a cualquier lado. Esto se puede traducir en ahorro de costes y en aumento de productividad. Vista la crisis en Europa… ¿estamos hablando de la gallina de los huevos de oro?

Nuestras soluciones no van tanto enfocadas hacia el ahorro de costes como hacia la creación de productividad e incremento de productividad siempre de una forma fácil. El caso es que fundamentalmente se puede trabajar desde cualquier sitio, se puede responder a clientes desde aplicaciones críticas y en modo seguro y dar respuesta a generaciones enteras que han nacido digitales y que no trabajan con PC.

– ¿Qué peso tiene España en el negocio de Citrix?

Dentro de la región Western Europe (Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Italia, España y Portugal), España y Portugal funcionan como un único como negocio. España y Portugal tienen un peso sobre todo cualitativo, el cuantitativo ha ido cayendo en los últimos tres años. Todas las grandes compañías que operan en España tienen que buscar una solución de movilidad y muchas lo hacen con nosotros.

Tradicionalmente el mercado español con Citrix ha sido un mercado de crecimiento muy rápido y muy asentado. En total, dos de los diez mayores clientes que tenemos en la región pertenecen a España. Es posible que el volumen de las cifras no sea importante y que haya ajustes en los próximos meses y años, pero creemos que remontará tan pronto como las inversiones salgan adelante. Por el momento mantenemos una cifra de mercado muy razonable para la situación actual.

– Teniendo en cuenta que el grueso industrial en España lo componen las pymes, ¿no hay hueco para ellas en vuestro negocio?

El hueco para las pymes existe a través de proveedores de servicios específicos. Hay dos cosas en tecnologías de la información en la que todos estamos de acuerdo: una es que dada la velocidad de los cambios no todas las empresas pueden hacer las inversiones necesarias para tener el conocimiento de todo. Y dos, necesitamos crear proveedores de servicios específicos que puedan surtir a las pymes de todos los beneficios tecnológicos de una manera adaptada a su tamaño y conocimientos.

Si ponemos las dos premisas en una balanza, la incapacidad de seguir la tecnología e invertir a ese ritmo y la necesidad de crear servicios, creemos que habrá grandes oportunidades de negocio y que grandes compañías crearán esos servicios. Nuestro papel es ayudar a que grandes o intermedias compañías creen ese servicio y sean capaces de ofrecerlo a ese mercado de una manera flexible, fácil y barata.

– No podemos dejar de hablar de la seguridad. Vuestras soluciones dan un gran protagonismo a la seguridad, con tecnologías que protegen por ejemplo las aplicaciones empresariales en un dispositivo personal. No obstante, muchos estudios echan gran parte de la culpa de la fuga de datos a los empleados. ¿Estamos hablando de una causa perdida?

Yo creo que no. La empresa tiene que dotar a sus empleados de las herramientas adecuadas y hasta ahora nadie se había preocupado ni de seguridad ni de movilidad. Además, hay que dotar de la formación adecuada a los trabajadores. Hay mucha gente que culpa a los trabajadores de prácticas que afectan a la seguridad cuando no se ha invertido en formación e información.

Lo diferencial de la seguridad es que debe de haber un estándar que se mantenga a lo largo del tiempo; hay que hacer las inversiones necesarias para que sea una estrategia a largo plazo. Hasta ahora, la seguridad en la movilidad ha sido una parte muy desconocida todos tenemos que empezar a empaparnos en este aspecto. No es una causa perdida.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor