La muerte de los Kin podría ser beneficiosa para Microsoft

Movilidad

Aunque a muchos les ha sorprendido que Microsoft acabe dando marcha atrás y retirando sus móviles sociales para los más jóvenes, los analistas opinan que esta decisión ha sido acertada.

Microsoft ha abandonado de forma sorpresa su gama de teléfonos centrados en servicios y redes sociales, y ha reabsorbido a los integrantes de ese equipo de desarrollo para el equipo de Windows Phone 7, algo que podría acabar beneficiando a este sistema operativo.

Teniendo en cuenta que Windows Phone 7 necesita ser todo un éxito para Microsoft para mantener la competitividad respecto a Apple o Google, la desaparición de los Kin podría demostrar ser una decisión muy acertada por parte de la empresa de Redmond.

El pasado 30 de junio Microsoft anunció el abandono de esta gama de teléfonos “sociales”, pero parece que el impacto de esta decisión en la estrategia a largo plazo de Microsoft en el terreno de la movilidad será muy reducido.

Los teléfonos de la gama Kin se habían orientado al público más joven, mientras que Microsoft estaba centrando muchos de sus esfuerzos en Windows Phone 7, con una audiencia mucho mayor que abarca no solo a todo tipo de usuarios finales, sino también a usuarios profesionales.

Charles Golvin, analista de Forrester, no cree que “el impacto en la plataforma Windows Phone 7 sea demasiado significativa”, y añadía que en Microsoft “tendrán tres plataformas simultáneas: Windows Mobile 6.5 mantendrá su enfoque en la empresa, Phone 7 será su foco central para el mercado del usuario final, y Kin iba a ser una plataforma separada“.

Esa separación, indicaba Golvin, significa que el daño a la plataforma Windows Phone 7 tras la desaparición de los Kin será mínimo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor