La NASA y Google quieren hacer crecer plantas en la Luna en 2015

Cloud

La vida para los seres humanos no será posible en un entorno que carezca de oxígeno y alimentos de manera que es comprensible el afán de la administración espacial estadounidense y la empresa creadora del buscador más popular de Internet por explorar las posibilidades de crear un entorno sostenible que permita que algún día podamos salir de nuestro planeta para conquistar el espacio. El primer intento se llevará a cabo en nuestro satélite en un par de años y buscará proveer de aire, alimento y agua a futuras misiones espaciales.

Se trata de proporcionar un entorno habitable fuera de nuestro planeta y para ello se comenzaría comprobando cómo reaccionan las plantas a un emplazamiento tan hostil como la Luna, carente de atmósfera y asolada por la incesante radiación solar. El proyecto conjunto de la NASA y Google pretende estudiar el modo en que las plantas son capaces de reaccionar ante la radiación existente en la Luna analizando los posibles cambios genéticos que puedan derivarse de esa adecuación a aquellas condiciones tan extremas.

El plan consiste en enviar a la superficie lunar pequeños habitáculos autosostenibles de alrededor de un kilo de peso que contendrían diversas especies vegetales. Llegarían a la Luna alojados en el Moon Express, una sonda lunar que forma parte de la competición Google Lunar X Prize, una competición para que diversas empresas consigan construir una nave robotizada capaz de despegar de la tierra y llegar intacta a la Luna.

Una vez el invernadero lunar esté ubicado en la superficie de nuestro satélite se añadiría agua al manto donde se encuentran semillas de una pequeña planta floral y se estudiará durante los siguientes 10 días comparándola con otra similar que permanece en la Tierra. Cada habitat puede albergar hasta 10 de estas plantas y un centenar de semillas, así como el agua necesaria para iniciar el proceso de germinación.

Con el tiempo la NASA tiene planes para ampliar y diversificar estos hábitats con mayores tamaños y otros tipos de semillas y plantas que crecerían durante mayores períodos de tiempo, teniendo lugar también experimentos sobre reproducción vegetal que permitirán averiguar los efectos de una permanencia de larga duración sobre la Luna así como los efectos de la radiación y las peculiaridades que proporciona a las plantas el crecimiento bajo la luz solar que llega allí sin una atmósfera que la filtre.

Un necesario primer paso hacia una futura permanencia del hombre más allá de la superficie de nuestro planeta.

vINQulo

Extremetech

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor