La OCU advierte de “concentración” con la compra de Ono por Vodafone

EmpresasOperadoresRedes

La asociación española ha alertado de que la compra supone que el consumidor pierde alternativas.

Vodafone se convertirá en el segundo operador más fuerte de España tras confirmar la compra de la compañía nacional Ono por 7.200 millones de euros (incluida la deuda de Ono, que asciende a 3.341 millones de euros).

Ono está presente en 7,2 millones de hogares españoles (el 41% del total), cuenta con una base de clientes de 1,9 millones y presta servicio en 13 regiones del país.

La operación ha motivado el rechazo de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que ha advertido del peligro de que pueda suponer una concentración en el sector, llevando a anular la competencia y a que el consumidor pierda alternativas.

Representa el adiós al plan de Vodafone de desarrollar su propia red de fibra óptica, así como una ralentización en la implantación de este medio de transmisión de redes en España”, ha afirmado la asociación española en un comunicado, tal y como recoge Europa Press.

La compra de Ono da a Vodafone acceso a 7,2 millones de hogares con fibra. En conjunto, Vodafone llegará a más de 10 millones de hogares en el próximo año y, aunque la operadora británica mantendrá sus planes de despliegue con Orange, los reducirá a la mitad (no alcanzará los 6 millones de hogares en 2017, como se había propuesto inicialmente).

Por otro lado, la OCU ha alertado a los consumidores de que pueden sufrir cambios en sus productos contratados.

A los usuarios que tienen suscrito el ADSL con Vodafone podrían intentar moverles a tarifas con velocidad superior y TV incluida, mientras que los clientes de Ono podrían padecer cambios en la cobertura móvil al dejar de depender de Movistar y pasar a Vodafone.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor