La otra cara de Apple, a la luz

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

Un informe revela problemas de salud de algunas personas que viven junto a las fábricas de los proveedores de Apple en China.

El volumen de residuos peligrosos producidos por los proveedores de Apple es especialmente grande en China, donde la compañías TIC acuden a por mano de obra barata. El hermetismo y opacidad de muchas de ellas impide conocer lo que ocurre con los residuos tóxicos.

Una investigación ha puesto de manifiesto que las prácticas productivas de más de 27 proveedores de Apple han tenido problemas ambientales. Por el contrario en el informe de responsabilidad publicado por la propia compañía no se mencionaba de ninguna violación basada en la contaminación del medioambiente.

Problemas de salud de los trabajadores, ventilación de los residuos químicos más agresivos por la noche, resoluciones de gobiernos locales que no van a ninguna parte son algunos de los puntos que denuncia el informe elaborado por diversas asociaciones ecologistas, y que recoge TechCrunch.

Aseguran que la ley china ampara, o hace la vista gorda al vertido de metales pesados o toneladas de residuos de cianuro, por ejemplo, a pesar del daño medioambiental. La divulgación selectiva o la no divulgación de los detalles de producción hace imposible que se conozcan estos procesos.

Tras los suicidios en Foxconn que daban pistas sobre las condiciones en las que se encontraban los trabajadores de los proveedores del gigante de Cupertino, éste es más cauteloso cuando da a conocer su informe de responsabilidad de proveedores que detalla las auditorías y las respuestas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor