Sushi, Cenicienta y personal branding: elementos sorprendentes en un encuentro de talento

EmpresasExperienciaGestión Empresarial

La pasión por el talento une a directivos y emprendedores: jóvenes y consolidados empresarios se encuentran en Santiago en un original afterwork.

Las relaciones entre el talento y los directivos se establecen ahora de formas sorprendente. El networking ha saltado ya sin remedio a los encuentros distendidos, a las charlas. A lo que se ha bautizado como afterworks. Entre unas cañas y unas breves y más distendidas conferencias que lo que es habitual, se establecen las relaciones a futuro en el mundo de los negocios.

La jornada Afterwork, que se ha celebrado en Santiago de Compostela e inaugurada por la consejera de trabajo, Beatriz Mato, ha reunido en el Museo Pedagóxico de Galicia a directivos gallegos y jóvenes emprendedores. Convocaba la APD Noroeste y tenía un fin claro: potenciar las relaciones entre unos y otros.

La jornada ha contado con un sinfín de actividades muy originales con el único objetivo de conseguir que quienes tomen el relevo de la dirección empresarial lo hagan con conocimiento de causa.

Se han organizado originales y divertidos talleres pensados para la interacción de los participantes. Así, tuvieron lugar talleres de cocina, personal branding o headhunting en los que los jóvenes asistentes tuvieron la oportunidad de acercarse al mundo directivo y compartir experiencias.

Román Iglesias ha sido uno de los valientes emprendedores que ha querido participar en la jornada. Confía en que se trata de toda una oportunidad para los jóvenes de debatir y plantear los problemas actuales. “Qué mejor oportunidad para expresar las frustraciones de los jóvenes y las metas que deseamos alcanzar”, asevera.

En un ambiente distendido, la intención ha sido la de crear y estrechar lazos entre el presente y el futuro del mando empresarial. Se organizó un Team Cooking con sushi donde un trabajador de la empresa Show Cooking dio las instrucciones necesarias para preparar los bocaditos de pescado y arroz. El resultado del esfuerzo culinario se lo han llevado a casa en pequeñas bandejitas.

Showcooking/ Foto Andrés Fraga para APD

El personal branding es un concepto que surgió como técnica para buscar trabajo. Como su propio nombre indica (marca personal), se trata de considerarse a uno mismo como una marca que debe ser elaborada, transferida y protegida con intención de conseguir destacar entre los demás y conseguir el mayor éxito en relaciones sociales y profesionales.

La jornada atendió al tema organizando un taller que desarrollaría esta idea como base para comenzar la carrera profesional hacia el éxito de los jóvenes emprendedores allí presentes.

El Afterwork ha querido ahondar en la elaboración de la marca personal como inherente a la capacidad de aportación de un valor único en el camino que conduce hacia el éxito. Un camino que para Román concluye en una meta muy nítida. “Debemos cambiar el paradigma a la hora de dirigir con el fin de conseguir un fie común: el desarrollo sostenible”, asevera.

Trabajando en la marca personal // Foto Andrés Fraga para APD

El taller headhunting o cazatalentos ha aportado otro ingrediente al evento de la mano de la promoción de la marca personal. Y es que en el marco que se dibuja en la actualidad socioeconómica, aprender a pedir empleo y aprender a elegir al empleado más adecuado resultan factores de vital importancia para el futuro de la empresa.

A los talleres han seguido diversas charlas ofrecidas por expertos directivos como Belén Varela de BIU o Miguel Conde, presidente ejecutivo de Bap & Conde, que han sido seguidos con mucha atención por parte de los asistentes y que han querido dar lecciones en forma de experiencias vividas.

La jornada ha culminado con una mesa redonda en la que jóvenes emprendedores y consagrados directivos han puesto en común ideas, creado lazos y retroalimentado opiniones y visiones sobre el presente y el futuro del entorno empresarial. En este sentido, Iglesias ha sacado algo en claro. El futuro para él pasa por una gestión flexible y cambiante. “El modelo a seguir es un modelo de liderazgo situacional, donde el directivo se adapte a cada una de las situaciones que ante él se plantean”, ha concluido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor