La pequeña ONU del Mobile

Empresas

MWC. Francia, Bélgica, Irlanda del Norte o Israel son algunos de los países que intentan dar a conocer su potencial teleco.

El pabellón dos del Mobile World Congress es una especie de mini ONU en miniatura: además de los habituales fabricantes de antenas o de una empresa de servicios para móviles que utiliza con reclamo unos retros yoyós naranjas, los países se suceden en una escalada del más y mejor lugar para las teleco.

Israel es uno de los países que juega en primera división en atracción de talento TIC. El país es uno de los que está también en el primer grupo de stands en el Mobile: su presencia en el evento es bastante notable, con un espacio inmenso y con una decena de compañías mostrando sus productos al mundo. Cuentan hasta con plató de televisión.

Pero Israel no es la única presencia nacional en la feria: Francia o Bélgica también intentan convencer de poderío teleco. Bélgica cuenta con una presencia propia. Como explica uno de los responsables, más que venderse como destino, Bélgica está promocionando a sus empresas. Su stand ofrece chocolate belga y la posibilidad de conocer de primera mano a las compañías del país. Bélgica, explican, no cuenta con una región a lo Silicon Valley, sino que tiene a su industria teleco repartida por todo el país, con importantes polos al lado de las grandes universidades como Lovaina.

Francia también está presente de forma amplía en la feria, con una zona patrocinada por Ubifrance, el ICEX francés. La zona es un paragüas, como el belga, para las empresas galas. ¿Por qué están las empresas del país ahí? “Es más económico”, apunta a Silicon News uno de los expositores, “el salón es caro”. Su firma, Echovox, ofrece servicios a las televisiones para SMS. “¿Conoces la cadena M6?”, pregunta. “Somos los que les ofrecemos los servicios de voting“.

En Francia existen muchas ayudas a la innovación, señala el expositor. “Francia da muchas ayudas a la innovación y a la exportación”, apunta; como una red de buenos contactos con los que entablar conversaciones al llegar a un país, ayuda para exponer en ferias de referencia a veces inalcanzables a sus presupuestos o ayuda consular.

En la zona francesa de la feria, Bretaña, su región norteña, intentaba también darse a conocer. “Es un polo tecnológico muy innovador”, apunta uno de los expositores bretones. “Además ofrece una muy buena calidad de vida”. Bretaña despunta en innovación en movilidad.

Turquía, China, Irlanda del Norte, Irlanda, Canadá o Suecia estaban también presentes en la feria: dando cobertura a regiones o países. Irlanda del Norte, por ejemplo, está intentando posicionarse en aplicaciones móviles. La sociedad Invest in Northern Ireland acaba, por ejemplo, de anunciar una inversión de 250 millones de libras esterlinas, 297 millones de euros, en Buble, una plataforma de desarrollo de aplicaciones móviles. “Estamos encantados de tener un equipo de desarrollo tan enérgico y exitoso en Iralanda del Norte”, explica la trade director de la sociedad de inversión, Vicky Tell.

Las regiones empiezan a tomar un protagonismo propio, escindiéndose de los países. Además de Irlanda del Norte, también estaba presente en la feria la ciudad de Berlín, que quiere atraer a más compañías a la zona y dar a conocer a las que ya están presentes. Berlín ofrece, según nos explica uno de sus responsables, unos buenos estandars en desarrollo, el estar rodeada de seis universidades y el contar con “mucha gente joven en el sector”. Y además el contar con un espacio muy barato. “Los alquileres son mucho más baratos que en otras ciudades, como Munich”, apunta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor