“La reputación online empieza por tu trabajo del día a día”

EmpresasMarketingSocial Media

Nacho Puell, de 11870.com, defiende en SIMO Network que para conseguir una buena imagen en redes sociales hay que trabajar cada día en los pequeños problemas.

Especial desde IFEMA

11870.com es una empresa que permite a los usuarios opinar sobre los lugares de ocio que visitan y a esos lugares de ocio el labrarse una reputación. Uno de sus directivos fue el encargado de responder a las preguntas de los asistentes al foro Marketing, ventas y comunicación que se está celebrando en SIMO Network, sus dudas sobre como labrarse una (buena) reputación en red.

“La reputación online empieza por tu trabajo del día a día”, dejó claro Nacho Puell, cofundador de 11.870.com. Lo más efectivo para conseguir tener una buena imagen empieza en las pequeñas cosas de cada día y en las soluciones que se dan a estos problemas. Como ejemplo, Puell puso a Alsa, la empresa de autobuses, que solventó el problema de uno de sus viajeros en una ruta (un conductor que fumaba y no repondía a las peticiones de los viajeros) a golpe de tweet. Alsa respondió pero además solucionó el problema. Buena imagen un poco más cerca de ser lograda.

La gente tiende a compartir en la red las cosas que le gustan, que salen bien, añadió Puell, por lo que es muy posible que si el trato recibido les gusta o el producto les seduce lo cuenten en internet. Y de ahí también la importancia de hacerlo bien cada día.

Las empresas quieren ser todas las cosas que las convertirían en empresas con buena imagen: ser cool, ser eficiente, ser profesional, ser amigable… Ante esta avalancha de buenas cosas que se pueden hacer, Puell recomendó quedarse con una y trabajarla intensivamente. “No puedes intentar ser todo. Hay que elegir una que va con tus valores y explotarla”, ha señalado. “Muchas empresas son tantas cosas que no saben que son”, apuntó.

Las redes sociales han convertido la comunicación en algo más directo, más rápido, que da a las empresas grandes oportunidades. Puell recuperó la historia de una tienda de informática, situada en una localidad de 15.000 habitantes y que gracias a su blog y a Twitter ha conseguido alcanzar a un público mayor.

“No tienes que tomártelas como una obligación”, explicaba a uno de los asistentes, que no encontraba tiempo en la gestión de su pyme para dedicarse a Twitter, Nacho Puell, subrayando que las redes sociales no son “como llevar la contabilidad bien”. Es algo que hay que hacer con gusto. “Antes no te ocupabas del correo electrónico y del SMS y ahora lo ves natural”, destacó.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor