La ropa inteligente alcanzará el mayor potencial de crecimiento entre los wearables

Empresas

Gartner pronostica que para el año que viene esta categoría de wearables alcanzará los 10,1 millones de unidades vendidas, promoviéndose entre deportistas profesionales.

El auge de los wearables experimentará un ligero descenso el año que viene para volver a impulsarse en 2016 debido a la llegada de nuevos dispositivos más versátiles y con pantallas de menor coste.

Según las previsiones de Gartner, en 2015 el total del mercado de wearables alcanzará unas ventas de 68,1 millones de unidades frente a los 70 millones de unidades de este año y llegará a 91,3 millones en 2016.

Las cinco principales categorías dentro de este nuevo mercado de dispositivo móviles son las pulseras inteligentes, los relojes deportivos, los dispositivos de monitorización de fitness, los de monitorización de la frecuencia cardíaca (bandas sobre el pecho) y las prendas inteligentes.

Los relojes deportivos y las bandas sobre el pecho han ido ganando terreno a las pulseras inteligentes, que llegaron al mercado en 2011.

Sin embargo, Gartner estima que la categoría de prendas inteligentes tiene el mayor potencial de crecimiento en el futuro, ya que está saliendo de la fase de pruebas y empieza a estar disponible para los atletas y otros deportistas profesionales. Las ventas de ropa inteligente alcanzarán los 10,1 millones de unidades en 2015 y los 26 millones de unidades en 2016.

Por otro lado, Gartner estima que la superposición de funciones entre las pulseras inteligentes y los smartwatches continuará.

La consultora pronostica que de 2018 a 2020, el 25% de las pulseras inteligentes y otros dispositivos de monitorización de fitness se venderán a través de canales no minoristas, como gimnasios, proveedores de salud, proveedores de seguros o clínicas de pérdida de peso a precios promocionales o incluso gratis.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor