La Secretaria de Cultura británica quiere que las empresas de internet limiten el acceso a contenidos inapropiados

CensuraEmpresasRegulación

Maria Miller, Secretaria de Cultura británica, ha pedido a los gigantes de internet que se planteen aplicar medidas que limiten el acceso a determinados contenidos ofensivos.

Para debatir el tema, Miller ha emplazado a empresas como Google, Microsoft, Facebook, Yahoo a una reunión el próximo 18 de junio, en la que se debería formar un grupo de trabajo que se reúna periódicamente.

El gobierno británico tiene previsto fijar medidas limitadoras, entre las que destacan filtros que impidan a los internautas británicos ver páginas que muestren contenidos ofensivos o ilegales.

Junto a ellos, también se ha pensado en aplicar mayores controles sobre los contenidos que se permiten en redes Wi-Fi públicas, así como el establecimiento de un nuevo protocolo para tratar las quejas que puedan surgir.

Por otra parte, empresas de telefonía como Vodafone y O2, serán consultadas sobre cómo controlar el material ofensivo que se descarga desde los dispositivos móviles.

Desde el gobierno de David Cameron critican que se pueda conseguir con facilidad a través de la red material pornográfico ilegal, contenidos que incitan al odio racial o religioso, y archivos que vulneran derechos de autor, y piden la implantación de soluciones tecnológicas para combatir el problema.

En esa línea, explican que esos materiales se pueden ver en buscadores y páginas web sin problemas, y consideran las empresas que ofrecen conexiones de acceso a internet podrían hacer más para evitar que esos contenidos se diseminen por internet.

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor